Por RODRIGO ILLANES

Se han cumplido ya 6 meses del gran terremoto que azotó la Región Del Bío Bío y a parte de nuestro país. Concepción, Dichato, Talcahuano, Tumbes, Coronel, Lota, Lebu, Cobquecura, Iloca, Constitución, son sólo algunas de las comunas que fueron abatidas primero por el gran sismo y otras, golpeadas por segunda vez, por el maremoto.
Muchos fueron los compromisos adquiridos y en el tiempo vamos palpando que lo importante y lo urgente va quedando en los pasillos del poder central, en alguna oficina de nuestra Palacio Presidencial; las mismas que apuran a ritmo acelerado las dineros para el Transantiago.
Veo con profunda preocupación como la miopía política es incapaz de ver, que al día de hoy, no se han cumplido los compromisos establecidos. Sin embargo, al leer los supuestos periódicos más importantes en ninguna de sus páginas se profundiza sobre la realidad que se esta viviendo, claro es difícil rebatir este tipo de información, ya que la letra aguanta mucho y parece más fácil prestar declaraciones que faltan a la verdad.
Hoy todavía estamos esperando el esperando tercer puente, las mejoras del puente Juan Pablo II, las reparaciones del Llacolén, los arreglos de las calles y aceras, la demolición de edificios que dificultan el tránsito vehicular, la solución definitiva de las barcazas por el río Bío Bío (los súper ingenieros con postgrados internacionales no sabían que había que dragar el río).
A lo anterior, sumemos el descalabro existente en Dichato, donde la única vez que hubo duchas decentes fue cuando nuestro Presidente fue a “palpar” la realidad de los damnificados. La realidad es que no sólo hemos sido afectados por esta tragedia, también hemos sido tocados por los conflictos de interés (No aparece un titular que indique como el Intendente de Santiago, era parte de la constructora que edificó “Alto Arauco”, edificio que no puede ser habitado).
Hoy, Talcahuano continua viéndose en ruinas, mientras el comercio trata de hacer “lo posible” para subsistir; no son pocos los comerciantes que han golpeado innumerables puertas para poder establecerse, mientras el camaleónico Ministro de Defensa, deja entrever la posibilidad de entregar a nuestro “Huáscar” al Perú, y luego en Chillán Viejo, señala que se pueden llevar los festejos del natalicio de Bernardo O´Higgins a Santiago… No será excesiva la prepotencia de este travestido personaje de la política.
Donde están los responsables de las muertes de nuestros vecinos, quienes desde el poder central y local demostraron una falta de preparación y decisión, que dio como resultado un caos total en nuestra Región y comuna.
Mi preocupación no es antojadiza, si no más bien se remonta a la forma que muchos personeros, vuelven a antiguas prácticas, las que se traducen en parcelar la verdad… haciendo creer que en Chile no se mueve una hoja sin que lo sepa el Presidente. Sin embargo, la realidad se distancia del ojo de nuestro primer mandatario, espero que vea canales regionales y se informe por otros medios como la radio, ya que El Mercurio, La Tercera no mienten, pero creo que faltan a la verdad local de mi región.