Marx en el siglo XXI

Marx en el siglo XXI

POR TOMÁS MOULIAN Acaba de publicarse en Chile el primer tomo de “El Capital” de Carlos Marx. El texto contiene un ilustrativo prefacio de Sebastián Zarricueta, Manuel Hidalgo y Rafael Agacino, investigadores de la Corporación Plataforma Nexos, quienes revisaron la traducción señalada comparándola con dos de las más importantes en lengua española, la de Wenceslao Roces y la de Pedro Scaron. La publicación de esta obra clásica, la coronación del esfuerzo intelectual de Marx, se realiza en un momento en que las experiencias socialistas han quedado reducidas a ciertos países asiáticos y a Cuba, después de su fracaso en la URSS y en el entorno de Europa. Las ilusiones de una mundialización del socialismo han resultado letra muerta, por lo menos hasta ahora. Incluso en China, que se transformado en una gran potencia económica, las condiciones del desarrollo han tomado caminos originales, puesto que las inversiones extranjeras, incluso las norteamericanas, tienen allí una importante incidencia. Sin embargo, los fracasos ocurridos y las debilidades que es posible observar en las sociedades socialistas existentes no significan que el capitalismo haya sido capaz de resolver algunos grandes problemas, como el crecimiento con equidad o la preservación del medio ambiente. La lectura de esta gran obra de Marx que contiene el Libro I, denominado “Proceso de producción de capital”, permite un análisis preliminar del modo de producción capitalista, centrado entre otros aspectos en el análisis de la mercancía, de la producción de plusvalor o plusvalía en sus diferentes formas y de la transformación del precio de la fuerza de trabajo en salario. Durante un largo tiempo los estudiosos marxistas consideraron a este libro, incluyendo los tomos dos y tres elaborados por Engels a base de materiales de Marx, como el texto básico del único enfoque científico del capitalismo. La evolución histórica ha demostrado que las tesis sobre el análisis del capitalismo y su superación por el socialismo producidas por Marx y los marxistas posteriores constituyen una importante teoría que proporciona conocimientos fundamentales, pero que en ningún caso puede ser considerada como “la ciencia”. Esas obras, en la actualidad ignoradas por muchos, en especial en Chile, mantienen un valor esencial, pues en ellas el conocimiento del modo de producción capitalista era la condición de su superación por otro modo de producción que debía poner en marcha el proceso de emancipación. Los fracasos ocurridos no pueden hacer olvidar que Marx, como otros pensadores de su tiempo, entre ellos los llamados socialistas utópicos, y algunos actuales que formulan otro tipo de críticas del capitalismo, actúan movidos por el anhelo liberador. Ese deseo de una sociedad mejor es lo que conviene rescatar de “El Capital” y en general de la obra de Marx y de los marxistas. Por supuesto que las sociedades socialistas del siglo XXI deberán ser distintas de las que fracasaron y también de las que aun persisten Marx y Lenin creían firmemente en la posibilidad socialmente determinada de la extinción del Estado, mientras que en las sociedades socialistas existentes este constituye una maquina devoradora.
Comentarios
Sabía ud que... LOS MÁS SUPERSTICIOSOS SON LOS CARPINTEROS PORQUE ESTÁN TODO EL DÍA TOCANDO MADERA. -------------------------------- Sabía ud que... NO SOY NI DEL SEXO DÉBIL NI DEL SEXO FUERTE, SOY DEL “SEXO, POR FAVORCITO”. -------------------------------- Sabía ud que... CUANDO HANNIBAL LECTER LEE UN LIBRO DE COCINA, PARTE POR EL ÍNDICE. -------------------------------- Sabía ud que... LO QUE BUSCAS ESTÁ EN TI… O DEBAJO DE LA CAMA. -------------------------------- Sabía ud que... EN LOS CARRETES DE LOS ZANCUDOS SIEMPRE HAY ALGO PA PICAR. --------------------------------