La comisión jurídica de la ANFP se apresta a evuacuar un informe recomendando que el presidente electo del organismo, Jorge Segovia, sea inhabilitado para asumir el cargo. O por lo menos esto informaron fuentes del organismo consultivo a Radio Cooperativa. Y es que no habría muchas vueltas que darle. Los leguleyos del fútbol no le encuentran otra lectura al asunto. Porque el reglamento de la ANFP (artículo 164 letra i) es claro: no puede asumir como presidente quien tenga relación económica o dirigencial con un club específico. Segovia es dueño de Unión Española, por lo que habría poco que argumentar.

Aunque hay que aclarar que hay espacio para la sorpresa y el muñequeo, porque las resoluciones de la comisión jurídica no son vinculantes. Así que esta papa caliente llegará tarde o temprano al directorio actual y (si este se inhibe de resolver por ser juez y parte), al concejo de presidentes de clubes. Lo que lleva la pelota de vuelta a quienes eligieron a Segovia. De ser este el escenario, existe incluso la posibilidad de que los presidentes decidan cambiar el reglamento para seguir adelante con su polémica elección.

ARTÍCULO 164º
No podrán ser dirigentes de la Asociación o de algunos de sus clubes afiliados:

i) Las personas naturales que por sí, o a través de su cónyuge o sus parientes, hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, o de sociedades o empresas en las cuales sean director o dueño directo o a través de otras personas naturales o jurídicas de un 10% o más de su capital, hayan celebrado actos o contratos de cualquier naturaleza con las Asociación o sus clubes asociados.