La siguiente es la carta enviada por Jorge Segovia al Tribunal de Honor de la ANFP. Aunque según ha trascendido la Comisión Jurídica del organismo futbolero estaría apunto de solicitar su inhabilitación y la nulidad de la reciente elección, Segovia se anima en esta misiva a solicitar él mismo inhabilidades varias, partiendo por la de Harold Mayne-Nicholls:

Santiago, 10 de noviembre de 1010
Señor Presidente
y miembros de l Tribunal de Honor
Asociación Nacional de Fútbol Profesional
PRESENTE:

De mi consideración:

Como es de su conocimiento, con fecha 4 de noviembre pasado se realizó válidamente la elección para elegir al Directorio de la Asociación de Fútbol Profesional que regirá durante el período 2011 al 2015, en el cual resulté electo, como fue públicamente reconocido por el ministro de fe presente en el acto y el Consejo de Presidentes en pleno.

No obstante lo anterior, con sorpresa me he informado por la prensa, que el Directorio saliente de la Asociación se está arrogando el derecho de resolver sobre una materia sobre la cual no tiene competencia y además se encuentran doblemente inhabilitados cinco de sus siete miembros, por las siguientes razones:

1. Sr Harold Mayne-Nicholls por haber sido el candidato a Presidente por la lista B.
2. Sr Felipe Israel sido el candidato a director por la lista B
3. Sr Guillermo Vera sido el candidato a director por la lista B
4. Sr Jorge Contador por haber sido candidato a director por la lista B
5. Sr Alfonso Lobato sido el apoderado la lista B

Esto significa que cada una de las cinco personas nombradas, tienen manifiesto e indubitable interés en declarar mi presunta inhabilidad, atentando contra los principios básicos de imparcialidad requerida para cualquier persona que ejerza justicia.

Adicionalmente, el Directorio completo es incompetente dado que con fecha 29 de octubre, por escrito, manifestó a través de su secretario ejecutivo expresamente que “el Directorio analizó las listas y verificó que los candidatos cumplen con los requisitos que exigen los Estatutos y el Reglamento” con lo cual mal podría ahora declarar la inhabilidad de una lista previamente validada en tiempo y forma por ese mismo Directorio.

Por lo anteriormente expuesto, solicito que el Tribunal de Honor declare la inhabilidad del Directorio saliente para pronunciarse sobre cualquier aspecto que afecte la elección válidamente celebrada, permitiendo que el proceso democrático no se vea alterado.
Les saluda atentamente,
Jorge Segovia Bonet
Presidente electo de la ANFP