La tensión crece en Egipto, donde se han producido hoy los primeros choques entre partidarios y opositores al régimen del presidente Hosni Mubarak, mientras que el Parlamento suspendió sus sesiones hasta que se revisen los resultados electorales.

Los enfrentamientos se están desarrollado en la plaza Tahrir (algo así como la Plaza Italia de Santiago), epicentro de la revuelta popular, donde los manifestantes de ambos bandos se están peleando a golpes y pedradas. Aunque previamente en algunos lugares había un espacio que separaba a los dos grupos y los accesos a la plaza eran vigilados por el Ejército, la situación se desbordó.

Los militantes gubernamentales fueron expulsados por civiles del bando contrario que intentaban calmar los ánimos, mientras el núcleo de los activistas de la oposición permanecía en el centro de la plaza. Todo ello, a pesar de que las Fuerzas Armadas pidieron hoy a los manifestantes que pongan fin a las protestas para recuperar la estabilidad y de que anoche Mubarak asegurara que no tiene intención de presentarse a la reelección en los comicios presidenciales de septiembre próximo.

En el discurso Hosni Mubarak dijo también que pedirá al Parlamento que de curso a las impugnaciones presentadas por los resultados de los últimos comicios legislativos, en noviembre y diciembre pasados, que se desarrollaron con muchas denuncias de fraude. Tras esta petición, el Parlamento decidió hoy suspender sus sesiones hasta que se revisen las denuncias por supuestas irregularidades en esas elecciones y el presidente de la cámara baja, Ahmed Fathi Surur, aseguró que se invalidará el acta de los diputados contra los cuales hay sentencias judiciales.

Surur dijo que se repetirán las elecciones en las circunscripciones de los legisladores contra los que el Tribunal de Apelación Administrativo emita sentencias definitivas. Este tribunal ha emitido ya sentencias contra la elección de 120 diputados en el Parlamento y ha recibido 1.576 denuncias contra 486 legisladores de un total de 508, cuyos escaños estaban en liza en los últimos comicios.

Además, las Fuerzas Armadas egipcias anunciaron hoy que se reduce en tres horas el toque de queda, decretado el pasado viernes debido a las violentas protestas contra el régimen de Mubarak, que se han saldado ya con decenas de muertos y más de 1.500 heridos.

El pasado viernes, tras una jornada de duros enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes, Mubarak instauró el toque de queda y también ordenó al Ejército que apoyara a la Policía en su misión de guardar el orden. A pesar de estas disposiciones, el toque de queda ha sido desafiado por los participantes en las manifestaciones de protesta que a diario salen a la calle para pedir la renuncia de Mubarak.

Las medidas tomadas por las autoridades egipcias no han logrado acallar esta revuelta popular sin precedentes, entre ellas la interrupción de la conexión de internet, que hoy ha sido recuperada. Después de cinco días bloqueado, el acceso a internet es ya posible, así como el enlace a redes sociales, como Facebook y Twitter, que jugaron un papel fundamental para articular estas protestas.

Último minuto: Disparos y pedradas entre manifestantes

Algunos disparos se están oyendo en la cairota plaza Tahrir y sus alrededores, pero no se ha informado de víctimas por armas de fuego, según los datos difundidos por cadenas árabes de televisión. Se desconoce si los disparos proceden de los manifestantes a favor y en contra del régimen de Mubarak, que están peleándose en la plaza Tahrir desde hace varias horas, o de los militares que están custodiando ese punto del centro de la capital egipcia.

La cadena Al Arabiya informó que los disparos fueron hechos por tropas del Ejército para intentar dispersar a los manifestantes, pero el mismo medio de comunicación dijo que las Fuerzas Armadas han desmentido que hayan abierto fuego. La información se produce mientras en la plaza Tahrir continúan los choques entre partidarios de Mubarak y activistas de oposición. Unos y otros se están lanzando pedradas, mientras el Ejército está en algunas entradas de la plaza, pero no en todas.

La zona donde se están registrando los choques más duros se encuentra en una de las esquinas del Museo Egipcio, en una de las calles de acceso a la plaza Tahrir.

Mira la señal de Al Jazeera en The Clinic Online

El lugar de la protesta en Google Maps
Ver mapa más grande