La destacada periodista mexicana Carmen Arístegui fue despedida de la estación MVS tras preguntar a representantes del Poder Ejecutivo mexicano si el presidente Felipe Calderon tiene problemas con el alcohol. Todo, luego que parlamentarios opositores mostraran una pancarta aludiendo al tema en una sesión del Congreso.

Todo empezó en una sesión del Congreso Mexicano cuando un grupo de diputados del Partido del Trabajo, opositores al gobierno de Calderon, desplegaron un lienzo que aludía al alcoholismo del presidente y los problemas que esto traería a la “conducción” del gobierno. “¿Tú dejarías a un borracho que maneje tu coche? No verdad, entonces porque dejas que maneje tu país” decía el lienzo de dos por cuatro metros.

La periodista Carmen Aristegui, uno de los emblemas del periodismo mexicano y autora del libro “Marcial Maciel: Historia de un criminal” donde desnuda al líder de los Legionarios de Cristo (el adelanto lo puede leer en nuestro anuario 2010) , comentó el tema en su tribuna radial el pasado viernes e indagó con representantes del ejecutivo mexicano si  era efectivo que el presidente Calderón es adicto a la bebida, lo que provocó el espanto de los altos dirigentes mexicanos.

Todo apunta a que Arístegui habría sido cesada luego de comentar el tema en vivo en la radio, por lo que habrían llegado presiones de los más altos personeros de Los Pinos, el símil de La Moneda en Ciudad de México.

Según la productora del programa en cuestión, Lydia Cacho, la Presidencia habría exigido que la periodista leyera una carta de disculpas redactada en la residencia presidencial, lo que no fue aceptado por Arístegui.

La página web de MVS ya no tiene referencias a Arístegui a pesar de ser la periodista estrella, reconocida por su agudeza a nivel internacional a través de la tribuna que también tiene en el canal de noticias CNN en Español.

La periodista, al parecer se ha convertido en una piedra en el zapato del gobierno del derechista Felipe Calderón, puesto que anteriormente ya había sido despedida de Radio W por presiones directas del ejecutivo mexicano.