Para mí no fue ningún honor que el Presidente me solicitara ser intendenta de la región