Las críticas al crédito que Alcalde hacía en su tesis universitaria

Las críticas al crédito que Alcalde hacía en su tesis universitaria

En 1977 Pablo Alcalde escribió Crédito Bancario, su tesis para optar al grado de Ingeniero Comercial. En el documento de 90 páginas, el ex director de La Polar critíca los abusos en el crédito y la falta de una regulación. “Tampoco se analiza en muchos casos si la empresa a la cual se le está prestando dinero tiene un capital y reservas lo suficientemente grandes”, reflexionaba entonces el rostro de la crisis de La Polar.

“Creo que el crédito bancario en Chile, si bien pareciera estar muy controlado y regulado, dista mucho de tener un sistema eficiente de administración, asignación y control”. La frase es de Pablo Alcalde Saavedra y parece premonitoria. Se trata de un extracto de su tesis Crédito Bancario, con la que el hombre que poco a poco se ha ido convirtiendo en el rostro de la crisis (crimen) de La Polar obtuvo su título como Ingeniero Comercial de la Universidad de Chile en 1977. El documento se anuncia como un análisis al sistema crediticio del país, donde curiosamente cuestiona varios de los abusos y vicios que hoy se le sindican a la firma que condujo por más de 10 años y por la que fue reconocido por sus pares como el ejecutivo de la década en diciembre del 2009. “Si bien el Banco Central y la Superintendencia de Bancos controlan todo el manejo del Crédito Bancario a través de sus rígidas políticas crediticias, no controla la asignación del crédito y en la mayoría de los casos (salvo las empresas estatales) tampoco su uso”, se lamentaba entonces Alcalde, a sus 25 años. A pesar del ambicioso anuncio sobre el análisis, el profesor guía de la tesis Alberto Finlay Correa, Director Ejecutivo de la Asociación Gremial de Empresas de Administración y Externalización de Recursos Humanos (AGEST), solo destacó el lenguaje y redacción. “Su forma es descriptiva, haciendo que el objetivo propuesto no sea bien logrado. Además no incorpora la experiencia adquirida por el señor Alcalde en el Banco (donde trabajó su investigación de campo)”. En noventa páginas, el ex presidente de La Polar hace una descripción del crédito como institución, abarcando generalidades del proceso de préstamo siempre con un enfoque crítico hacia la práctica de la que años más tarde su empresa haría un uso perverso, afectando a 478.000 usuarios, o dos millones de personas, si se toma en cuenta el carácter familiar que tiene toda deuda. “Creo que debe haber un mercado crediticio que regule el manejo, otorgamiento y uso de estos créditos (…) Dado que no es un bien libre, y sus disponibilidades son escasas, es que existe el precio del crédito y este debe tener un nivel de equilibrio dado por la oferta y la demanda”, sostiene en la tesis. En la mira Uno de los planteamientos más curiosos que hace Alcalde a título personal en el documento se refiere precisamente a los términos de los préstamos. “Las condiciones de pago de lo intereses se deberán indicar en la solicitud de petición del crédito”, explica. Peculiar es el análisis que hacía Alcalde en las conclusiones de su trabajo sobre las instituciones que emiten créditos y su evaluación de quien recibe el préstamo, como La Polar y sus pares del mercado minorista a plazos. “Las instituciones bancarias no siembre son muy cuidadosas en la selección de sus clientes, ni tampoco en los montos que a estos presta (…) No se hace siempre un acabado estudio de la situación financiera de la institución que lo está solicitando, no se analiza cuál es la posibilidad de que esa institución no restituya el préstamo (…) tampoco se analiza en muchos casos si la empresa a la cual se le está prestando dinero tiene un capital y reservas lo suficientemente grandes”. Viendo las dudas de Alcalde antes de ser ejecutivo bancario y comenzar una meteórica carrera como administrador, surge la pregunta de cómo pudieron pasar desapercibidas precisamente este tipo de prácticas en el seno de la empresa que condujo, si precisamente eran parte de sus cuestionamientos al sistema. Casi a manera de cierre, Alcalde hace una reflexión sobre el que debería ser el rol de los oficiales de crédito: “El banquero moderno debe ser capaz de analizar la actual situación financiera de su cliente como la clave para determinar sus necesidades financieras futuras”. Este análisis, en la práctica del crédito del retail, se basaba en su mayor parte en la fotocopia del carnet. Más de 34 años después, Alcalde se encuentra en la mira después de conocerse que las prácticas de crédito de La Polar distaban mucho de lo que predicaba el estudiante que según especialistas salvó de la quiebra a la empresa en 1999 y la transformó en una de las grandes del mercado: según empleados de la minorista, cuando Alcalde asumió La Polar contaba con 12 tiendas y 800 empleados y hoy sale por la puerta chica a pesar de dejar una empresa con 45 tiendas y más de 9.000 trabajadores. Claro, con un costo:  478.000 clientes fueron víctimas de repactaciones ilegales. La tesis fue aprobada con un cuatro.
Comentarios
Sabía ud que... LA VIDA ES UNA LOTERÍA: NUNCA VAS A GANAR. -------------------------------- Sabía ud que... ME COMPRÉ UN TELEVISOR INTELIGENTE Y CUANDO EMPIEZA LA FRANJA SE APAGA SOLO. -------------------------------- Sabía ud que... LA ÚNICA RAZA DE PERROS QUE BAILA SIN CESAR, ES EL ROCKWAILER. -------------------------------- Sabía ud que... LOS PECES DE ACUARIO SON MÁS SENSIBLES QUE LOS PECES DE CAPRICORNIO. -------------------------------- Sabía ud que... UN JUICIO ABREVIADO ES UN JUI. ABREV. --------------------------------