Abogados de Piñera y Pinochet deberán desfilar ante el fiscal del caso La Polar

Los profesionales, junto a sus colegas Luis Eduardo Toro y Javier San Martín, deberán explicarle al perseguidor José Morales porqué no le informaron al directorio de la empresa del retail de la demanda del Sernac por las negociaciones unilaterales a los deudores que derivaron en la caída de la multitienda. En este sentido, se busca establecer si los mandamases de La Polar buscan salvarse el pellejo y culpar al conspicuo bufet o viceversa. El mismo estudio también asesoró al fondo de inversión Southern Cross que fueron dueños de La Polar –por tanto un claro conflicto de interés- cuyos controladores, el argentino Norberto Norita y Raúl Sotomayor también conocerán la oficina de Morales.

Deben ser contadas con las dedos las veces en que los abogados de los estudios top han tenido que declarar ante el Ministerio Público respecto de cómo han asesorado a sus clientes. Quienes han debido enfrentar el peso del organismo perseguidor más bien han sido profesionales que ayudaron a narcotraficantes a lavar dinero o situaciones por el estilo.

Sin embargo, en la investigación que lleva el fiscal Centro Norte José Morales en contra de La Polar, los patrones se invertirán en las próximas semanas, porque hasta su oficina deberán concurrir los profesionales del estudio Barros y Errázuriz -uno de los más conspicuos de la plaza- que estaban contratados por la empresa del retail para patrocinarlos en distintas materias legales.

Puntualmente, lo que la fiscalía intenta averiguar es por qué no informaron al directorio de La Polar de las negociaciones con el Sernac, entidad que les presentó una demanda colectiva a raíz de las negociaciones unilaterales con los deudores que implicó el escándalo que tiene sumida a la firma en dos indagatorias paralelas: una de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras y otra de su símil de Valores y Seguros. El fiscal sospecha  que el bufet conocía de la situación al menos desde abril de 2010.

La versión de que no avisaron a los mandamases de La Polar está respaldada en el testimonio del abogado externo del directorio Juan Enrique Allard y del ex director Francisco Gana, según sus testimonios ante  el fiscal Morales.

Los miembros del estudio que prestarán declaración ante Morales son destacados profesionales del foro. Fernando Barros defendió al ex dictador Augusto Pinochet en el caso Rigs en que se cuestionaba el orígen de más de 30 millones de dólares en distintas cuentas en el extranjero. En abril de 2005 en declaraciones al diario La Tercera, Barros indicó que Pinochet logró juntar esa cantidad de dinero gracias al uso de los fondos reservados, entre otras fórmulas.

José Tomás Errázuriz patrocinó en 2007 al actual Presidente Sebastián Piñera, entonces dueño de Lan Chile, luego que la SVS lo sancionara por infringir la prohibición de comprar acciones, por contar con información privilegiada y la aplicara una multa de $ 363 millones.

Junto a los dos anteriores, que como socios mayoritarios del estudio debían conocer esta situación, también llegaran a la oficina del fiscal Morales, Luis Eduardo Toro y Javier San Martín, los mismos que fueron contactados por Gana una semana antes que estallara la crisis de La Polar para consultarles información sobre las negociones unilaterales. Estos negaron la situación.

Uno de los focos de atención de la fiscalía son los intereses cruzados del bufet. Por un lado asesoró a La Polar, pero también a Southern Cross, el fondo de inversión que compró a la empresa de retail en 1999 y se vincularon con la firma hasta 2009. Las cabezas visibles son el empresario argentino Norbeto Morita y su par chileno Raúl Sotomayor, que también serán interrogados por la fiscalía.

The Clinic Newsletter
Comentarios