A partir de las 11:00 de este miércoles, los fiscales y funcionarios del Ministerio Público que trabajan en el Centro de Justicia de Santiago, paralizaron sus funciones en protesta por una situación que ellos califican como “crítica” en relación a la carga laboral que tienen.

La movilización se planteó como jornada de reflexión y se sumaron algunos funcionarios judiciales.

De acuerdo a lo explicado por la presidente de la Asociación de Funcionarios del Ministerio Público, Natalia Céspedes, la idea es poner sobre la discusión en forma urgente la precariedad con la que trabajan en el ente persecutor.

“Tratamos que se sustente un buen estándar de trabajo, pero eso hoy no es posible con la eficiencia que el ciudadano requiere. Por eso salimos a reclamar, porque la situación es crítica y necesita una solución ahora”, reclamó la dirigente.

En la oportunidad fueron apoyados por la Asociación Nacional de Funcionarios Fiscales (ANEF) y también por la Asociación Nacional de Magistrados de Chile, quienes a través de un comunicado expresaron su apoyo al movimiento.

“Los jueces asociados solidarizamos con las reivindicaciones gremiales de otros operadores del sector justicia en tanto ellas apuntan a mejorar el servicio que el sistema entrega a la ciudadanía”, sostuvieron los sentenciadores.

En ese marco hacen un llamado a todos los jueces del Centro de Justicia para que otorguen las “facilidades necesarias para que los fiscales y funcionarios de la Fiscalía puedan manifestarse apelando a la solidaridad”.