FMI respalda idea de estudiantes y recomienda subir impuestos

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó al Gobierno subir los impuestos directos a las empresas -llevándolos a los niveles internacionales- para así poder atender las mayores necesidades sociales y las necesidades insatisfechas de una clase media en rápida expansión, respaldando así la propuesta de los estudiantes sobre una reforma tributaria que permita financiar la educación gratuita.

Esta misma línea es la que ha venido planteando el ministro de Economía, Pablo Longueira, y que lo ha llevado a enfrentarse con su par de Hacienda, Felipe Larraín, sobre las características de una eventual reforma tributaria.

En su informe de perspectivas económicas para América Latina y el Caribe presentado ayer en Lima por el ex ministro de Hacienda de Lagos, Nicolás Eyzaguirre, el Fondo adviertió que “en los países con una presión tributaria relativamente baja (Chile, México, Perú), es necesario llevar a cabo esfuerzos orientados a movilizar ingresos fiscales para atender las necesidades sociales y de infraestructura de la región, tales como los niveles aún elevados de desigualdad y las necesidades insatisfechas de una clase media en rápida expansión”.

La institución que hasta hace poco encabezaba Dominique Strauss-Khan, sugirió al país subirse los pantalones frente a las empresas extranjeras y dejar de mimar a las transnacionales con bajos impuestos, advirtiendo que se deberían elevar los impuestos directos a los niveles que las empresas pagan en el ámbito internacional “reduciendo los generosos incentivos y concesiones tributarias”.

Según la entidad, al elevarse los impuestos, los ingresos tributarios “podrían aumentar, en promedio, más de 4 puntos porcentuales del PIB”, agrega.

Tras conocerse el reporte, el ministro de Economía, Pablo Longueira, tardó poco en salir al ruedo para decir “se los dije”. Esto “coincide de alguna forma con la posición que yo he tenido, que es muy importante que Chile, que avanza hacia el desarrollo, tenga los recursos necesarios para ir atendiendo nuevas demandas que van surgiendo”, señaló.

Según el ministro, una posible alza de los impuestos no es un tema tabú, y desmintió tener una agenda personal como candidato dentro del gobierno.
“No tengo una agenda propia, tengo pleno respaldo del Presidente de la República, y sólo queremos que el ministerio de Economía cumpla un rol importante en Chile”, indicó.

Comentarios