Luego de que el Consejo de Defensa del Estado (CDE) decidiera presentar una demanda en contra de la Constructora Kodama, la empresa se puso manos a la obra para defenderse ante el 16º Juzgado Civil de Santiago.

El litigio contra el fisco siempre es complejo, por eso contrató al abogado Gabriel Cáceres, un experto en estas materias, ya que el contexto no la favorece, debido a que la Fiscalía Centro Norte la investiga por el intento de cobrar 17 mil millones de pesos en una transacción extrajudicial, que según el informe de Contraloría, se trataría de un “ardid” que le traería beneficios económicos y afectaría las arcas del Estado.

Por esta razón, Kodama ingresó un duro escrito de respuesta al CDE que consta de 73 páginas, donde responde una a una las imputaciones del organismo y que publica íntegramente y en exclusiva The Clinic Online.

Según la firma, los antecedentes que expuso la entidad encargada de defender los intereses del fisco son “incompletos, parciales, inexactos y sesgados”, y que sin tener un “interés”, “invadió un negocio ajeno”, toda vez que asegura “para lo cual recurre innecesariamente al ocultamiento de hechos relevantes que demuestran palmariamente su legitimidad”.

Dentro de los argumentos que esgrime Kodama para querer cobrar la suma ya mencionada, es que hubo demoras desde el Serviu para avanzar en los plazos de las obras del corredor Pedro Aguirre Cerda, que habilitarían el paso del Transantiago. Y que todas las actuaciones se encuentran que derivaron en que Vivienda aprobara la transacción estaban dentro de la legalidad, por lo que pide rechazar el libelo del CDE.

“Tales graves incumplimientos en que incurrió el servicio (Serviu), ocasionaron a Kodama perjuicios de importante cuantía, al extremo de amenazar su estabilidad mercantil y financiera”, señala el documento.

Hay que recordar que el organismo, junto a esta demanda, presentó una querella por el delito de fraude al fisco ante el fiscal José Morales, donde le imputa responsabilidad al ex asesor de la renunciada ministra de Vivienda Magdalena Matte, Álvaro Baeza, al ex subdirector del Serviu, Antonio Llompart y al ex subidrector jurídico Rafael Marambio. Se suman también uno de los dueños de la constructora, Kenji Kodama, y los abogados Matías Cortés y Rodrigo Alcaíno.

Junto a ese libelo, el fiscal Morales abrió también una indagatoria por el delito de lavado de dinero en contra de Baeza. Alcaíno, Cortéz y Marambio. La acción judicial, en todo caso, dejó fuera a la ex secretaria de Estado.

Chilean way

En la demanda, los abogados de Kodama incluso deslizan una crítica a la “nueva forma de gobernar”, aludiendo al slogan del gobierno del Presidente Piñera, señalando que actuaron “de buena fe”, “para el restablecimiento razonable de los equilibrios patrimoniales quebrantados”. Incluso aluden al grupo Tantauco.

En ese contexto, citan la primera reunión que sostuvieron con la ex ministra Matte a mediados de 2010, donde le expusieron el dinero que, a su juicio, les adeudaba el fisco.

“La señora Matte, luego de escuchar atentamente al Gerente General de Kodama, expresó. Mire, todo lo que me dice a mi no me consta, pero de ser efectivo quédense tranquilos, yo les voy a pagar hasta el último peso porque el Estado de Chile no roba. Denme unos días para buscar información y yo los voy a volver a contactar”.

Reunión de acercamiento

La respuesta a la demanda, tiene un antecedente anterior y que fue revelado por este diario en junio pasado. Se trata de una reunión que sostuvo uno de los abogados que representó a la firma, Darío Calderón. Este último se reunió con el presidente del CDE, Sergio Urrejola, explicándole que independiente de la investigación de la fiscalía, el fisco de todas formas le debía dinero a Kodama.

Urrejola expuso los lineamientos de Calderón ante sus colegas, lo que le significó un duro cuestionamiento interno.

Actualmente, el fiscal Morales tiene la decisión de formalizar, pero ello no se materializará mientras no tenga en su poder un informe que prepara la Universidad de Valparaíso –que costó $ 100 millones- respecto a cuánto debió verdaderamente haberle pagado el fisco a Kodama en la cuestionada transacción judicial; si eran los $ 17 mil millones o bien una cantidad menor.

Lea el documento completo acá:

Segunda parte: