Esta mañana sesionó la Comisión de Régimen Interno de la Cámara para analizar la polémica entrega de iPad 2 a los parlamentarios, instancia que decidió no continuar con el llamado a licitación para adquirir el juguetito tecnológico.

La decisión había provocado un fuerte rechazo de la población en momentos en que los estudiantes luchan por obtener más recursos para una mejor educación.

De esta manera la iniciativa impulsada y defendida por el presidente de esta comisión, el PPD Ramón Farías, queda en nada ante las críticas tranversales que recibió la idea.

“Lo que se ha intentado hacer es basurear el trabajo serio que se ha realizado durante mas de dos años por tecnologizar y acercarnos mucho más a la comunidad” había argumentado Farías ayer.

El valor de la compra había sido estimado en unos 60 millones de pesos.