Más de 100 millones de pesos exige el sindicato de trabajadores del Jumbo de Viña del Mar por el no pago de prestaciones, en una demanda laboral que presentó hoy el abogado Alejandro Chaparro.

De acuerdo a la demanda, desde la inauguración de este supermercado se obliga a los trabajadores a llegar entre 15 y 20 minutos antes del inicio de su jornada laboral, y al término de esta deben quedarse entre 15 minutos y media hora después para cambiarse de ropa. Claro que esos casi 40 minutos extra, Moya paga.

El abogado demandante expresó que esos minutos se traducen entre 3 y 4 horas semanales, además “La Inspección del Trabajo, le ha cursado tres multas a la empresa durante el 2011, y esta no ha querido cumplir con esta obligación que tiene con los trabajadores”.

Añadió que “el año pasado, luego de las multas recibidas, la empresa canceló los montos, manteniendo la práctica que no sería única de esta ciudad”.

Por su parte, la presidenta del sindicato Jumbo de la Ciudad Jardín, Priscila Neira, destacó que “hemos tratado este tema durante meses a través de mesas de trabajo y conversaciones con la empresa, pero lamentablemente hemos llegado hasta estas instancias, porque no se han querido cancelar las prestaciones que se le adeudan a los trabajadores. Estas grandes cadenas operan casi al margen de la normativa vigente”.