No fue un caso de “gato por liebre”, fue “vaca por rinoceronte”. Un funcionario del Gobierno de Zimbabue ha zafado la prisión tras comprobarse que el cuerno de rinoceronte que creía poseer era en realidad un cuerno de vaca, informó hoy el diario zimbabuense News Day.

Hamandishe Chinyengetere, director de Recursos Humanos del Ministerio de Minas, fue arrestado el viernes en posesión de un supuesto cuerno de rinoceronte, cuya tenencia está prohibida en Zimbabue.

Un análisis del marfil, sin embargo, demostró que se trataba de un asta de vaca, para sorpresa del propio Chinyengetere.

El político pensó que había adquirido un cuerno de rinoceronte, cuya venta en el mercado negro alcanza precios superiores a la cocaína o el oro, pero le timaron, aseguró el News Day.

La caza furtiva de rinocerontes para comerciar con sus cuernos, a los que en Asia se atribuyen propiedades medicinales, está diezmando la población de este animal en Sudáfrica y Zimbabue.