El cierre de Megaporn y el resto de la red Megaupload se da en un clima extraño para las libertades en internet. Justo un día después de las protestas virtuales de múltiples sitios (entre ellos, Wikipedia) por la discusión de la ley SOPA, el gobierno de Estados Unidos va y confisca Megaupload. De la nada, Obama y el Senado se quedan con todo el porno y el resto de archivos en sus manos. Por primera vez desde su creación, los usuarios se preguntan si internet puede ser confiscada por la ocurrencia de un gobierno. Y una cosa es que remuevan la música de internet. ¿Pero el porno? La pornografía es el pilar de todo en lo que se ha fundado la red.

Las cifras de Megaporn son números fantasmas. Como todos los sitios de la red Megaupload, no tenían buscador propio ni alguna página que ordenara sus contenidos. Lo suyo era proveer de un espacio a los usuarios para que subieran sus archivos. En el caso de Megaporn, sus archivos porno. De esta forma, miles de blogs, tumblrs, y foros insertaban las escenas porno. En estricto rigor, Megaporn funcionaba como un depositario de archivos.

El administrador de la zona XXX del foro chileno Portalnet, un usuario que usa el nickname de Drakit, explica los alcances de la desaparición de Megaporn. “He perdido dos años de trabajo” por el cierre de Megaupload y Megaporn. “Calculo que habré perdido unos 150 Gigas de material, entre videos en Megaporn y archivos”, dice. También explica que el foro perdió aproximadamente la mitad de los posteos gracias al cierre del servicio. “Creo que tendremos que cerrar un mes al menos algunas subsecciones del foro para revisar qué posts tienen funcionando los links y cuáles no”, afirma. Drakit, cuyo nombre real es Ricardo, asegura que la medida del FBI no es más que un cobro. “Es una venganza de Estados Unidos por el apagón de Wikipedia y de Google ante la ley SOPA, y para mostrar su fuerza apagaron Megaupload”. La teoría de Drakit no está tan lejos de la realidad.

El jefazo de la red Megaupload, es el excéntrico millonario, hacker y ex condenado por fraude Kim Schmitz. Este alemán, que sacó pasaporte finlandés y se compró una mansión en Nueva Zelanda ocultado su identidad, es para el Departamento de Justicia de Estados Unidos el responsable de mantener la red de piratería más grande del mundo. Unas pocas cifras: Megaupload arrendaba 25 petabytes (1024 millones de terabytes, que a su vez son 1024 millones de gigabytes) y en el documento que presentó el gobierno de Estados Unidos por medio del FBI, se detallan ingresos de 180 millones de dólares en entre el año 2006 hasta hoy. De hecho, cuando la policía neozelandesa allanó la mansión de Kim Schmitz, incautó varios autos de lujo, entre ellos un Rolls Royce Phantom 1959.

La importancia de sitios como Megaupload y Megaporn radica en que son -eran- la base que alimenta muchos sitios. Cuevana, por nombrar un ejemplo, usaba Megavideo como servicio de sus películas en streaming. El caso del porno es mucho más difícil de poder ver, ya que existen muchos blogs de menor tamaño que recopilan el material de Megaporn. No es algo centralizado, pero recorre la base de la misma internet. Así, millones de pajeros anónimos se quedaron con su mano vacía.