“Es fácil ser parlamentario, andar con chofer y decirle a los demás que no tomen”

Es lunes, mediodía y el Passapoga está casi vacío. Un par de periodistas escuchan a Fernando Bórquez, PPD, ex candidato a alcalde por Vitacura, uno de los socios del local y presidente de la ANETUR -una forma cortita de decir “Asociación nacional de dueños de locales nocturnos, espectáculos y turísticos”- mientras habla de la nueva ley de copete con tono de fin de mundo: treinta y cinco por ciento de baja en los locales de Vitacura, treinta y ocho en Bellavista, 29% en la Plaza San Enrique, taxistas que barsean, gente asustada de carretear.

-¿Tú creis que esa paranoia va a seguir a la larga?

-Al final, hay un programa de internet que te señala donde están los carabineros, se corren la voz, se llaman por teléfono, por lo tanto ahí puede ser vulnerada la fiscalización. Pero eso pasa con los más jóvenes. Por ejemplo, hoy día los restoranes están sufriendo mucho: el adulto que va a almorzar ya no se está tomando el pisco sour de aperitivo, ni el vino en la comida, ni el bajativo. No sé po. En un buen restorán tú gastai quince-veinte lucas…nosotros recorremos el fin de semana y la gente consume menos. Si vai con tu pareja es uno el que no toma.

-¿Pierde alguien más aparte de los dueños de los locales?

-Si un país no carretea pierde la sociedad completa. La diversión es el bálsamo social que necesita la gente. Los índices de felicidad están dados por la capacidad de la gente de pasarlo bien. Y en un país que se empieza a cerrar a cierta hora, que empieza a dejar de tomar -nadie dice que sean alcohólicos pero que no deja de divertirse, que no deja fumarse un cigarro en un boliche, que no pueda comer ciertas cosas. Es una corriente prohibicionista conservadora.

-¿Qué harías si quiebras?

-Me dedico a la política. 

-¿Sí?

-Se requieren voces que hablen de la libertad de verdad y no a la libertad de un discurso vacío. Yo entiendo que hay personas que son conservadoras y que propugnan su discurso en base a eso. Pero hay personas que se dicen progresistas y en verdad te quieren prohibir fumar, te quieren prohibir tomar so pretexto de que el lobby de las tabacaleras, el lobby de las productoras de alcohol, que no es tal. A mi nadie me paga de las productoras de alcohol y que yo sepa nadie le ha pagado a los parlamentarios, o que lo digan si es así. Mañalich, Accorsi, Girardi andan vociferando…

-¿Qué piensas de Mañalich?

-Mañalich es un fanático de la salud. Si yo me quiero tomar una botella de pisco, me la tomo y no tiene por qué alguien a venir a decirme que no. Si yo quiero ir a un boliche y van puras personas adultas y fuman, ¿por qué no lo puedo hacer?. Si yo sé que ahí fuman, yo sé que ahí hay contaminación no sólo atmosférica, que hay niñas desnudas, etc. Y voy porque lo sé. 

-¿Te parece que hay más represión con este gobierno?

-Yo no sé si es este gobierno. Son personas que han ido envejeciendo. Yo conozco a Girardi de muchos años y, de verdad, cuando lo conocí el tipo defendía la libertad pero su defensa ha cambiado. Hoy día su defensa se ha puesto conservadora. Quizás son los años, quizás es que vio la luz. Pero todas estas personas que he conocido defendiendo la libertad hoy día son capaces de quitártela. Creo que por ahí va el fenómeno. Yo lo conozco a él, conozco a muchos otros de los que se dicen progresistas y ahora son conservadores. Son capaces de defender el aborto y no son capaces de defender tu libertad de fumar tranquilo como adulto ni tomarte un trago como bebedor social. Y ellos que, además… no, mejor no.

¿Ellos que se lo tomaban todo?

-Claro. Cuando fueron jóvenes. Ellos que hacen comida para sus campañas y ofrecen vino navegado, pero pa’l resto no po. Es fácil ser parlamentario, andar con chofer y decirle a los demás que no tomen. ¿Sabís lo que debería pasar? Deberíamos hacer una campaña pa que a los parlamentarios le bajen a la mitad el sueldo, para que vuelvan a los problemas reales de la gente, para que vuelvan a ser ciudadanos a pie.

-¿El copete y el carrete son problemas reales?

-Efectivamente este país es consumidor de alcohol, muy productor de alcohol, vicioso en todos los sentidos: jugamos mucho, es uno de los países que más fuma, es un país bien vicioso pero eso no se disminuye con esta medida prohibicionista. Se disminuye con educación. Se dijo vamos a sectorizar los espacios de fumadores y no fumadores porque de esta manera…y el discurso fue claro. De esta manera vamos a bajar los índices de tabaquismo en Chile. Las pinzas. No pasó nada y te van a limitar. Nos metieron las manos al bolsillo a nosotros y después no pasa nada. Y dicen: “no es que ahora la solución es que no se fume en ninguna parte”. No va a pasar nada, te metieron de nuevo la mano al bolsillo y te quitan tu libertad.

-¿Oye y cómo fue que llegaste a trabajar en esto del carrete?

-Es un negocio, no más. Yo no tomo ni fumo. No es raro que los dueños de locales no tomen ni fumen. No hay local que subsista si su dueño es vicioso.

-Pienso en el Negro Piñera.

-Claro. ¿Cómo le fue al final? 

Comentarios