Cinco becas que cubren un 25% del arancel. Ese es el beneficio que entrega la Fundación Presidente Pinochet a cinco afortunados alumnos de la Universidad San Sebastián, uno de los varios planteles que reciben la donación de la institución que busca perdurar el legado del dictador.

Así lo indica su sitio web, en la sección sobre Becas Asociadas a Convenios, donde explican que el beneficio pinochetista consiste en el descuento del valor del arancel anual de una determinada carrera, siempre y cuando no sea Medicina, Enfermería, Bachillerato en Ciencias de la Salud, Bioquímica, Nutrición y Dietética, Química y Farmacia, Kinesiología, Tecnología Médica, Terapia Ocupacional, Fonoaudiología y Odontología.

¿Por qué? en la Universidad no lo supieron explicar y sólo se limitaron a decir que eran las condiciones del convenio. Sin embargo, los otros estudiantes del plantel universitario para alumnos C2-C3, según dijo ex decano de Arquitectura, Cristián Boza, no tienen impedimento alguno de hacerlo.

Quiero mi beca, General

La ayuda estudiantil es parte de la política de la Fundación Presidente Pinochet. Es, por cierto, su segundo objetivo institucional, después de “difundir a las nuevas generaciones, la obra y el legado del Gobierno del Presidente Pinochet”, algo que llevan a cabo a través del Museo del Presidente Pinochet, donde tienen extensa bibliografía, material audiovisual y conferencias para estudiantes de básica, media y universitaria.

Para obtener la beca, los estudiantes deben postular con los requisitos típicos para cualquier beneficio: concentración de notas de Enseñanza Media, puntaje PSU y un formulario donde se ponen los antecedentes personales, académicos y familiares, de padre y madre.

A eso se le suma un requisito más: una carta dirigida al presidente de la Fundación, Hernán Guiloff Izikson, “justificando los motivos personales y familiares, que te llevan a postular a la beca Presidente Pinochet”. Un paso clave para convencer al señor Guiloff y lograr el beneplácito económico de los seguidores del dictador.

La ayuda no es poca, tomando en cuenta que 20 de las 29 carreras superan los 3 millones de pesos. Por ejemplo, para un estudiante de Derecho o Ingeniería Civil son aproximadamente 900 mil pesos ($891.618 y $902.501, respectivamente).

Amiguis de la UDI

Más allá del convenio con la Fundación Pinochet, la Universidad San Sebastián mantiene un estrecho vínculo con la derecha más conservadora y, específicamente con los guardianes del legado de Augusto Pinochet: la UDI.

En su directorio, liderado por el ex hombre fuerte de los Angelini en Celco, Alejandro Pérez Rodríguez, se encuentra el General (r) Ernesto Videla Cifuentes, subsecretario de Relaciones Exteriores durante la dictadura; Andrés Navarro, presidente de Sonda y amigo de Sebastián Piñera; y hasta hace muy poco estaba el actual ministro presidenciable de Economía, Pablo Longueira.

Además, su Pro-Rector es Luis Cordero Barría, hombre que junto a Jaime Guzmán fundó la Unión Demócrata Independiente a mediados de los ochenta, y hasta hace poco lo fue su hermano, Patricio Cordero, ex director ejecutivo de la Fundación La Vaca y de estrecha amistad con Joaquín Lavín, ex miembro del directorio de la Universidad del Desarrollo.

Amistades que les sirvieron para defender a la USS cuando junto a la ilustre Municipalidad de Recoleta planeaban instalar una estatua de 13 metros del Papa Juan Pablo II, en la entrada de Bellavista, justo afuera de la poco sofisticada mole donde estudian algunos becados de Pinochet.