En México hacen encuestas con preguntas la zorra. Preguntas que dan de resultado, por ejemplo, que el 86% de las mujeres le pondría el gorro a su marido con Peña Nieto, el candidato ganador de las elecciones. Preguntas que nos hacen pensar que la CEP, la Adimark y bla-bla-bla, deberían ser muy distintas. Preguntas que nos hacen pensar en los políticos chilenos por los que cualquier chiquilla o no tan chiquilla le pondría el gorro a su marido-pololo-lo que sea.

Andrés Velasco

Uno podrá pensar lo que quiera de Andrés Velasco. Pero es mino. Probablemente, el ministro más mino que hemos tenido. Y, si logra lo que quiere, el Presidente más mino que tendremos.

Fulvio Rossi

Fulvio Rossi es el clásico hombre de ojitos verdes que mira con cara de “Sí, soy mino”. El clásico hombre que hace su propia leyenda de belleza. Y le resulta: si no, pregúntenle a Ximena Rincón.

Felipe Ward

La clase de hueón que te gusta en el colegio: rubio, ojos azules, un poquitín perno, cara-cuerpo (sí, sobre todo cuerpo) de deportista. Facho, pero mino, mino, mino.

Alinco

El argumento puede sonar circular pero en una lista por ahí pusimos que Alinco tenía cara de tener la media pichula. Además, es jugado -culea donde sea- así que qué tanto con que no tenga una belleza griega.

Javier Macaya

Los mismos argumentos que con Felipe Ward, versión moreno.

Rodrigo Delgado

Los argumentos contrarios a Felipe Ward. Rodrigo Delgado -alcalde de Estación Central- parece galán latino y tiene un no sé qué de animador de televisión.

José Antonio Gómez

Es probable que nunca llegue a ser Presidente pero pico. Tiene lo que a muchas minas les gusta: huesos grandes, manos grandes, pinta de macho protector, pinta de pico grande.

Felipe Harboe

Una amiga dijo: “Felipe Harboe es mino. Le gusta a todas”. Habrá que creerle.

Carlos Montes

Efecto Héctor Noguera: viejo rigo.

Laurence Golborne

Ya. No es mino. Pero la belleza a veces no va por fuera (ni tampoco por dentro). Va por caminos misteriosos. En el caso de Golborne, es esto: es un winner. Winner en todos los sentidos. Desde los mineros hasta la dama que aparece en el autocompletador de google junto a él apenas ponemos su nombre. Y un winner siempre es atractivo. Ojo, además, que su target son las mamás y las abuelas.