Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Opinión

7 de julio de 2012

Santiago Pavlovic entra en la polémica por la «partícula de Dios»

Señor Director: Manuel Montt dice en carta publicada ayer: “Hoy se empieza a descubrir a Dios en el Centro Europeo de Investigación Nuclear”. Me pregunto ¿de dónde puede haber sacado don Manuel tan peregrina idea? Una cosa es que la prensa popular se haya referido a la partícula atómica teorizada por Higgs como el “bosón […]

Por

Señor Director:

Manuel Montt dice en carta publicada ayer: “Hoy se empieza a descubrir a Dios en el Centro Europeo de Investigación Nuclear”. Me pregunto ¿de dónde puede haber sacado don Manuel tan peregrina idea?
Una cosa es que la prensa popular se haya referido a la partícula atómica teorizada por Higgs como el “bosón o partícula de Dios”, y otra es que realmente lo sea. Si así fuera, lo más seguro es que el propio Higgs sería un creyente apasionado, pero no: Higgs es un científico ateo contumaz… afortunadamente no es el único.

Además, es bueno aclarar que, en relación con el bosón de Higgs”, el profesor León Lederman, premio Nobel de Física, escribió un libro titulado “The God Particle: If the Universe is the Answer, What is the Question?”. El título original del libro del Dr. Lederman era “The Goddam Particle” (la partícula maldita), porque resultaba difícil detectarla. Su editor lo persuadió de alterar el nombre.
Todo indica que falta mucho para que se empiece a descubrir a Dios en el CERN. En todo caso, los buenos creyentes —y los malos también— no necesitan descubrimientos científicos para creer.

Santiago Pavlovic

Notas relacionadas