El Servicio Médico Legal (SML) de San Fernando, tras realizar las pericias de identificación y determinación de causa de muerte, entregó a sus familiares el cuerpo de María José Reyes Moore (46), asesinada ayer en Lolol, comuna de Colchagua, por un anticuario luego de ingresar a su domicilio, donde éste tenía su tienda.

Para la realización de las pericias la sede provincial contó con el apoyo de personal del organismo forense de Rancagua.

Los otros fallecidos involucrados en este caso, el comerciante homicida Óscar Segundo López Rodriguez (38) y otra víctima, Juan René Duarte Becerra (56), continúan siendo periciados.

Las dos personas asesinadas fueron decapitadas. Los brutales crímenes quedaron al descubierto en la tarde de ayer cuando Reyes, profesora de educación física, llegó al local y fue atacada sin justificación por el sujeto.