El diario argentino Crónica, informa que el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos decidió descalificar a ocho jugadoras asiáticas de Badminton. Sospechan que se dejaron perder para lograr jugar contra equipos más fáciles en los cuartos de final de la competencia.

La descalificación de los Juegos Olímpicos Londres 2012, se produjo por la sospecha de que no entregaron el suficiente esfuerzo y “perdieron a propósito”. Las parejas de dobles de China, últimas campeonas mundiales, de Indonesia y dos de Corea del Sur, son acusadas de “no poner en práctica todo su esfuerzo para ganar el partido” y de “comportarse de una manera claramente abusiva en detrimento del deporte”.

En el partido disputado entre las chinas Yu Yang y Wang Xiaoli contra las surcoreanas Jung Kyung-eun y Kim Ha-na, los errores fueron tan groseros, que el público, en el estadio de Wembley, empezó a abuchear a las jugadoras.

En apariencia, los mejores exponentes que tiene la disciplina se cansaron de tirar saques a la red o fallar en la devolución de tiros simples. Ante la reacción del público, en medio del partido, el árbitro tuvo que pedirles a las jugadoras que tomaran en serio el juego. Pero nada cambió y las surcoreanas ganaron con un sospechoso 21-14 y 21-11.

De esta forma, las chinas eludieron enfrentarse con la otra pareja que tiene ese país, las número 2 del mundo, hasta la final por la medalla de oro.

La Federación Internacional de Badmintón (BWH) tomó la decisión de expulsar del torneo a las jugadoras involucradas. Además de las nombradas también se procedió a la desclasificación de Greysia Polii y Meiliana Jauhari, como también de las surcoreanas Ha Jung-eun y Kim Min Jung.

La única interrogante que queda es ¿Si es tan difícil comprobar una colusión, porqué sería tan fácil comprobar un arreglo deportivo para dejarse perder?