En una entrevista publicada hoy en el diario Wall Street Journal, el atleta con más medallas en la historia de los Juegos Olímpicos dijo: “Creo que todos el mundo orina en la piscina. Es algo normal para los nadadores. Cuando estamos en el agua durante dos horas no salimos afuera para orinar”. Tras está confesión, Phelps intentó bajarle el perfil al asunto: “El cloro lo disuelve así que no es tan malo”.

Hace un par de días, el nadador estadounidense Ryan Lochte declaró que orinar en la piscina era una práctica habitual. Lochte incluso admitió que orinó en una de las piscinas de los Juegos de Londres.

Preguntado en el ‘show’ de Ryan Seacrest, de la cadena Kiis FM, acerca de si los nadadores suelen orinar en las piscinas donde llevan a cabo sus actividades, Lochte afirmó: “Claro que sí, siempre lo hacemos”. Y explicó su razonamiento de la siguiente forma: “Hay algo en el agua con cloro que hace que automáticamente te dejes llevar”.

El conductor del programa hizo hincapié en las declaraciones de Lochte y le preguntó al campeón norteamericano si había orinado durante alguna de las carreras en las que ha participado durante los Juegos de Londres. “No durante la carrera”, fue su respuesta, “pero definitivamente sí que lo hice durante el calentamiento”.

Phelps, el mejor nadador de la historia, dijo adiós definitivo a su carrera en la piscina olímpica de Londres 2012 después de haber ganado en la capital británica cuatro medallas de oro y dos de plata.