Más problemas para Peña. Un supuesto grupo de okupas se vengó en contra de los responsables de la investigación del Caso Bombas, falseando sus identidades de manera que se generaron deudas que los dejaron en Dicom, informó la Radio Bío Bío.

Uno de los afectados es Peña, pero hay más: los persecutores Víctor Núñez, Francisco Rojas y Marcelo Apablaza; el ex Director de Inteligencia de Carabineros, general Bruno Villalobos; el Prefecto inspector de la PDI y jefe de Inteligencia, Mario Loyola, y el subprefecto Pedro Silva, también de la PDI.

La Fiscalía Centro Norte y Carabineros establecieron que los “okupas” usaron datos personales de Peña y sus amiguis para poder inscribirlos como contratadores de personas que ofrecían servicios domésticos y que no le pagaban a sus empleados.

De acuerdo con lo averiguado por los pacos, Peña y sus amiguis no recibieron notificación de lo ocurrido y sólo hasta que uno de ellos se dio cuenta de que estaba moroso al hacer un trámite, le avisó a la policía.