“La gente que me conoce sabe que yo sería incapaz de andar profiriendo expresiones de ese tipo, además por la experiencia de vida personal que he tenido. No tengo tampoco un biotipo ario, siempre he sido objeto incluso de burlas. No es esa la manera en que nos debemos relacionar con los seres humanos”, dijo en el vespertino el ahora encargado de estudios de la Subsecretaría del Interior.

En la entrevista, Peña, al igual como lo hizo cuando habló con CNN Chile, no hizo un mea culpa por su actuación en el Caso Bombas y habló de frustración en vez de fracaso.

“Uno a veces tiene frustraciones cuando no logra la meta o el objetivo inmediato que se ha puesto, pero hay que levantarse y reinventarse” dijo el ex persecutor insistiendo en que “se logró dar por justificados los delitos en la etapa investigativa”.

El criticado ex fiscal y ahora cercano a Rodrigo Ubilla y Rodrigo Hinzpeter enfatizó en que “no hay que ser autoflagelante. Se hizo todo lo posible. Se ejerció con fuerza la acción y se acusó. Después bueno … hay mecanismos procesales que habrá que estudiar”.

Peña también le hizo un pequeño cariñito a la defensa del caso argumentando que “hay que reconocerlo, hizo un buen trabajo, pero se han distraído. No es verdad que actuaciones en secreto hayan justificado los cargos”

El ex fiscal regional hizo una crítica respecto de los actores que se involucraron en el caso afirmando que “sí se politizó el caso: A un conflicto jurídico penal, que debe estar sometido solo al conocimiento de tribunales, vinieron numerosos actores políticos. Entonces se dice cosas con mucha ligereza, que van denostando y quedan. Se me ha caricaturizado”