Luis Gnecco
El pelao más popular del 2012 y quien inspiró este artículo. Su cara da vueltas en las micros en los afiches de la película “Pérez” y en la nueva del Rumpy, “Paseo de Oficina”, que se estrena esta semana. No entendemos bien por qué ahora, después de años de teleseries, Luis Gnecco es el pelao del momento, pero asumimos que es un efecto producido en parte por haber echado la talla con Gael García en “No” y en parte por su papel en “Soltera Otra Vez”, donde las poleras de metalero y las frases de califa y borracho lo hicieron el favorito de la fanaticada. En The Clinic Online queremos además destacarlo por haber protagonizado “La Ofis” en el papel de Manuel Cerda. Una serie que el canal católico no renovó en los tiempos en que reinaba Vasco Moulian.


Ricardo Lagos
La pelá de Lagos nos gobernó durante el comienzo de siglo, y a pesar de que algunas señoras creyeron que el regreso del socialismo a La Moneda traería de vuelta las filas de la UP, Lagos demostró haber aprendido todos los beneficios del modelo: concesionó autopistas, aprobó el CAE, ideó el Transantiago y creó la ley de sociedades anónimas en el fútbol (y todo por un dedo). Destacamos el poder argumentativo de Lagos, que a base de frases como “en ese tiempo no teníamos mayoría” y “se hizo lo que se pudo” actualizó el concepto de gobernar “en la medida de lo posible” de nuestro querido
Pato Aylwin.

Pelao Acosta
Pelao paradigmático. Aunque no es chileno de nacimiento, sus características -bueno para los asados, para echar la talla y sacar la vuelta, cariñoso con los suyos y mañoso con los extraños- lo vuelven un compatriota de tomo y lomo. Ícono del Chile de fines de los ’90, jamás olvidaremos sus apariciones en “Viva el Lunes” y los numerosos besos que Pato Oñate le daba en su proverbial calva.


Jaime Guzmán
Cuando en los años ’60 rompía las cadenas de la toma de la Casa Central de la PUC (que inmortalizó nuestra creencia popular favorita: El Mercurio Miente), Jaime Guzmán ya tenía entradas que se asomaban por su brilloso pelo castaño. La pelada fue símbolo de los maquineos de la dictadura, plasmó todo el ideario del neoliberalismo en la Constitución de 1980 y cautivó a los 77 jóvenes gremialistas que se reunieron en Chacarillas aquel mítico 9 de julio de 1977. A Jaime Guzmán debemos agradecerle la existencia de Pablo Longueira (con quien habla en sueños), Andrés Chadwick (que antes de conocerlo era militante del Mapu) y a Joaquín Lavín (aunque no sabemos qué habría dicho el senador de las playas y la nieve en Santiago a comienzos de siglo). Deseamos que no se esté revolcando en la tumba con los giros de la nueva UDI Popular.


El pelao de los Venegas
Protagonista de la serie favorita de Martita Larraechea, Jorge Gajardo (a.k.a. El Pelao de Los Venegas) quedó plasmado en el imaginario popular como el pater familis de la familia chilena noventera. Mucho antes de Juan Herrera y la Claudita, estuvo Guillermo Venegas y la Paolita representando las peripecias de la clase media, entre la transición democrática y el libre mercado. Mención aparte a su paso por la alcaldía de La Florida, que abandonó anticipadamente dejando el puesto a Rodolfo Carter (UDI) causando una herida profunda en el corazón de la Concertación.


Julito Martínez
La pelá de Julio Martínez fue un ícono del área deportiva del otrora canal del Angelito. El Premio Nacional de Periodismo 1995 dedicó su vida al oficio y dejó de regalo para la cultura popular la frase “justicia divina” en el mundial del ’62 y “un canto a la vida, un canto a la dicha y un canto al amor” en la Teletón del ’79. Su muerte dejó en luto al deporte nacional. Hoy su hijo, Julio Martínez Jr (igual a él), postula como concejal a la comuna de Ñuñoa.

Alejandro Trejo
Actor de Taxi Para Tres y voz del 90% de los comerciales del país. Todo esto es poco importante. Desde The Clinic Online queremos aprovechar el espacio para hacer un llamado público a Hollywood: por favor, tengan en consideración a nuestro compatriota para protagonizar la película que retrate la vida y muerte de Muamar Gadafi. Muchas gracias.

Bonus track

Nicolás Copano:
Cualquiera que lo haya visto en la calle sabe que se está quedado pelao al estilo de los monjes franciscanos, por eso #Fuerzacopano.