El Consejo de Defensa del Estado (CDE) pidió la pena de presidio perpetuo en contra de Enrique Villanueva Molina, conocido como el “comandante Eduardo” del FPMR, quien está acusado en calidad de autor intelectual del homicidio del ex senador e ideólogo de la UDI, Jaime Guzmán.

La petición, a cargo del consejero Daniel Martorell, establece que los hechos por los cuales está imputado Villanueva, son graves al punto que la justicia debe limitar de por vida su libertad.

Hay que recordar que Villanueva Molina fue encausado por el ministro que lleva el caso, Mario Carroza, luego que Mauricio Hernández Norambuena, uno de los autores materiales del homicidio, lo sindicara como una de los miembros de la cúpula del FPMR que tomó la decisión, junto a Galvarino Apablaza, el comandante Salvador, quien vive en Argentina como asilado político.

La solicitud del CDE se suma al informe de la fiscal judicial de la Corte de Apelaciones de Santiago, Beatriz Pedrals de fines de agosto, donde recomendó que Carroza aplique una condena de 15 años a Villanueva, quien se encuentra en libertad provisional, luego de pasar varios meses tras las rejas.

Jaime Guzmán fue asesinado por un comando del FPMR en abril de 1991 a la salida de Campus Oriente de la Universidad Católica, donde impartía clases de derecho.

Luego de varios años de investigación la justicia condenó a Norambuena y Ricardo Palma Salamanca a presidio perpetuo, pero a fines de 1996, ambos escaparon en un helicóptero desde la Cárcel de Alta Seguridad. El primero fue detenido en 2001 por su participación en el secuestro del empresario brasileño Washington Olivetto, mientras que el segundo aún permanece prófugo y se desconoce su paradero.

Actualmente existe una apelación pendiente por parte de la defensa de Villanueva, el abogado Nelson Caucoto, para revocar el cierre del sumario dictado por Carroza.