La Fiscalía Oriente formalizó esta mañana a dos personas por el delito de amenazas condicionadas proferidas en contra de la dirigenta estudiantil Camila Vallejo.

La imputación de cargos afecta a José Luis Alonso que en agosto de 2011 via twitter amenazó de muerte a la representante de la Confech. Al anterior se suma la ex funcionaria del Ministerio de Cultura, Tatiana Acuńa, quien en la cuenta de pajarito apuntó: “muerta la perra se acaba la leva”, hecho que derivó en su renuncia al cargo.

La audiencia se realizó esta mañana en el 14 Juzgado de Garantía de Santiago donde -como ya es tradición, pese al criterio en contrario de la Corte de Apelaciones- la magistrada Karen Atala prohibió la presencia de los medios de comunicación.

La fiscalía propuso en el estrado la suspensión condicional del procedimiento, cuestión que sólo aceptó Alonso. Se le fijaron medidas cautelares como la prohibición fe acercarse a la víctima, evitar hacer alusiones de cualquier tipo a través de las redes sociales y firma mensual.

En tanto Acuña rechazo el acuerdo propuesto por el Ministerio Público fijándose una nueva audiencia.