Nadie votó por él para que fuera senador y hoy es uno de los tres representantes en la Cámara Alta con un evidente conflicto de interés en el debate de la ley de pesca. Sin embargo, esto poco le importa a Carlos Larrín, quien esta mañana dijo sin aspaviento que tener acciones no lo inhabilitaba para votar la ley, pese a que estas sean en empresas de ese sector.

Pese a esto, el designado aclaró que no piensa votar la ley.

“Yo no voy a votar, pero no porque me inhabilite, sino porque no voy a votar nomás, porque creo que validar ese criterio es perfectamente absurdo y va a terminar paralizando el sistema. O sea, nadie va a poder opinar sobre nada”, dijo en entrevista con radio ADN.

Según su declaración de patrimonio, Larraín tiene 13.813 acciones de la Sociedad Pesquera Coloso, firma en el rubro pesquero y procesamiento de alimentos marinos.

Junto a eso, Ciudadano Inteligente también detectó que el Senador Carlos Larraín tiene un 10% de participación en la empresa Quellón Limitada, dedicada también al rubro pesquero, y que se verá afectada por el proyecto de Ley en discusión.

Ésta última no está incluida en la declaración de patrimonio del legislador, lo que pasa por alto lo establecido en el artículo 8º de la Constitución Política de Chile, el que señala que “El Presidente de la República, los Ministros de Estado, los diputados y senadores, y las demás autoridades y funcionarios que una ley orgánica constitucional señale, deberán declarar sus intereses y patrimonio en forma pública”.