Casi doce horas después de haberse confirmado su muerte cerebral, Miguel Calero falleció. La noticia fue confirmada por Pachuca, el club en el que permaneció los últimos años de su carrera. A través de un comunicado el equipo lamentó informar que sobre el medio día de este martes falleció el exportero.

“Miguel Calero fue un futbolista que marcó una gran época en la historia del Club Pachuca”, señala el escrito de prensa, que además informa que a partir de las 6:30 p.m. se realizarán los funerales en el Auditorio Gota de Plata en ciudad de México.

Calero permaneció durante más de doce horas con muerte cerebral, luego de una complicación en su cuadro clínico, tras una retrombosis. Los problemas en su estado de salud se agudizaron cuando sufrió la primera trombosis en la arteria carótida el pasado 25 de noviembre.

Entonces, fue trasladado de urgencia desde Pachuca, su ciudad de residencia, a la Fundación Médica Sur, de la capital mexicana. Ese mismo día fue intervenido quirúrgicamente.

Inicialmente se descartó que el exarquero hubiera sufrido un infarto cerebral, y los pronósticos sobre su recuperación eran positivos, a tal punto que el propio Nathal había asegurado que su vida no corría peligro.

Sin embargo, el jueves pasado, los médicos decidieron sedar de nuevo a Calero, tras notar que el edema cerebral había aumentado. “Mientras el edema no ceda, la situación es inestable”, declaró entonces el neurocirujano. Su caso se agravó en las últimas horas y su familia comenzó a pedir que donaran sangre. A medio día de este martes, su luz se apagó.