El presidente del Banco Central, Rodrigo Vergara, reiteró en el marco de la entrega del Informe de Política Monetaria en el Senado, su llamado de atención sobre la evolución de los precios en el sector inmobiliario, situación que de mantenerse -advirtió- podría llevar a una mayor vulnerabilidad de la economía a futuro.

Ante los integrantes de la Comisión de Hacienda del Senado, el timonel del instituto emisor manifestó que en el sector inmobiliario “hay una dinámica en precios que puede en caso de estar acompañada de un apalancamiento, tanto de empresas como de personas, y llevar a una situación de mayor vulnerabilidad de la economía hacia adelante”.

Si bien Vergara no quiso hablar de “burbuja” inmobiliaria, porque ese término puede llevar a equívocos -manifestó- “creemos que este es el momento para hacer las advertencias del caso, precisamente antes que se transforme en un problema mayor”, aseveró.

El presidente del Banco Central dijo que la situación observada en Chile no es ni parecida ni está cercana a lo ocurrido en Estados Unidos o Irlanda, “pero precisamente si estuviéramos en ese caso la situación sería bastante más compleja”.

“Ponemos este tema sobre el tapete para la discusión, con la debida anticipación, con un carácter preventivo, para impedir que este tipo de situaciones se acentúe y lleguemos a una situación de mayor vulnerabilidad”, dijo Vergara.

Agregó que “el debate que se ha producido sobre este tema en los medios es muy sano y positivo para que se consideren los riesgos que están involucrados”, y comentó que “al final el mensaje es: Cuidado con proyectar que las actuales tendencias de precios se van a mantener hacia adelante y tomar endeudamiento en base a eso”, manifestó.

Respecto de la situación nacional, Vergara señaló a los senadores que “la economía chilena se encuentra en buen pie”, y que los resultados obtenidos en el último año han sido bastante mejores que el promedio de las economías y muy superiores a las proyectadas hace un año, pero “aún nos falta un largo camino para lograr el estado de desarrollo que todos deseamos”.

En ese contexto, señaló que la situación actual presenta riesgos de importancia, y por ello planteó que “la coordinación con todos los estamentos a cargo de las políticas es clave para ser exitosos en este desafío.

En su informe, el Banco Central aseveró que la economía crecerá este año en un 5,5 por ciento, el desempleo se mantendrá bajo, los ingresos laborales crecen a tasas importantes y las expectativas de empresarios y consumidores son optimistas.

Respecto del próximo año, el informe señala que las proyecciones de crecimiento estarán entre un 4,25 y 5,25%, con una inflación del IPC en torno al 3 por ciento a fines de 2013.