El ex superintendente y director del banco BCI, Daniel Yarur, quedó con arraigo nacional por la denuncia efectuada por su primo Jorge Yarur ante el Séptimo Juzgado de Santiago en la que lo acusa de adueñarse de 60 millones de dólares de patrimonio familiar.

La denuncia se dio a conocer luego de que el mismo Jorge Yarur tuviera que dejar la administración del patrimonio familiar, dejando a cargo al ex director del banco BCI.

Al estar al mando, Yarur habría incrementado su sueldo a 50 millones de pesos mensuales entre noviembre de 1999 y junio de 2009, sin acuerdos previos con el ex administrador ni ninguno de las demás personas a cargo.

A la salida de tribunales, Daniel Yarur aseguró estar tranquilo y ser inocente de todos los cargos, refiriéndose a la demanda como una ingratitud de su primo: “Yo incrementé su patrimonio en 500 millones (de dólares). Mi primo es un malagradecido con las personas que lo ayudan”.

Respecto de la decisión del juzgado, su abogado Hugo Rivera aseguró que dentro de los próximos días presentarán una apelación, ya que tienen documentos firmados donde se prueba que sí hubo un acuerdo previo entre Daniel y Jorge Yarur, sobre un aumento de sueldo.

Ante esta afirmación, el primo del ex director del BCI aseguró que la firma en los documentos no es suya y que además del aumento de sueldo hubo una apropiación de otros 60 millones de dólares adicionales que le pertenecían.

Por su parte, el abogado de este último, Juan Pablo Hermosilla, aseguró que además de las acciones legales en Chile, presentarán una denuncia en Estados Unidos por posible lavado de dinero.