La decisión de Carabineros de Chile de mantener entre sus filas al asesino de Matías Catrileo es algo exclusivo de la institución verde olivo y según la Contraloría General de la República, la policía podría expulsarlo si así lo quisiese.

La entidad volvió a pronunciarse sobre el caso que esta semana reflotó tras el intento del ministro del Interior, Andrés Chadwick, de hacer un gesto al pueblo mapuche cuestionando la continuidad de Wálter Martínez, asesino de Catrileo, en la policía.

El organismo, que semanas atrás había avalado la permanencia del policía en la institución, reiteró sus dichos pero aclaró que Carabineros puede echarlo cuando quiera.

Según el dictamen, los mandos de Carabineros pueden determinar licenciar al personal de nombramiento institucional por razones de ética profesional, por incurrir en conductas que lesionen o quebranten gravemente la disciplina, la moralidad o el prestigio institucional, según informó esta tarde radio Bío Bío.

Según la Contraloría, esto quiere decir que los pacos pueden expulsar a Martínez aún sin que este cuente con anotaciones negativas en su historial.