Camila Vallejo: “Los parlamentarios no son electos para ser el brazo derecho del Gobierno”

El rostro del movimiento estudiantil agradeció el apoyo del líder del movimiento social de Aysén, Iván Fuentes, quien en entrevista con The Clinic aseguró que pese a ser candidato por la DC comprende y comparte la visión de Vallejo de estar con un pie en La Moneda y otro en La Alameda de triunfar en los comicios parlamentarios.


¿Qué te parece la afirmación que hizo Iván Fuentes respecto de que comparte tu visión de que los dirigentes sociales no podían olvidar la calle de llegar al parlamento?

-Lo primero es decir que en lo personal la candidatura de Iván Fuentes me alegra mucho. Él me da plena confianza de ser un dirigente honesto que conoce las demandas ciudadanas y que, si es diputado, les va a dar cauce. Esa consecuencia debe ser valorada y para mí es un tremendo estímulo saber que él puede llegar al parlamento. Lo segundo, es que reafirmo completamente lo que he dicho acerca de que la movilización social no es renunciable, criterio que Iván también comparte: los líderes sociales, quienes hemos representado a las bases en sus justas exigencias, que tenemos raigambre en defender los derechos de las personas, no podemos darnos el lujo de darle la espalda a la calle porque sería una traición a nuestros respectivos movimientos. Si elevamos demandas es porque consideramos que son correctas y no podemos, por ocupar un escaño, olvidarnos de ellas. Sería imperdonable.

-¿Y crees que es compatible legislar y apoyar protestas en las calles? Según el secretario general de la DC, Víctor Maldonado, son roles distintos.

-Sí, es posible, porque si se implementan políticas que atentan contra el 80% de la ciudadanía, la responsabilidad de los dirigentes sociales y de los parlamentarios es escuchar y hacer que esas demandas sean escuchas, que lleguen a ser respondidas por las autoridades, que los políticos dejen de gobernar para el 20% más poderoso y comience a hacerlo para la gente, sobre todo porque se ha demostrado que la gente se organiza, participa. No estamos hablando de generar caos social porque sí, de promover la inestabilidad como algunos acusan. Es todo lo contrario: estamos hablando de cómo se construye una sociedad más justa y en esa construcción uno no puede abstraerse de herramientras como la protesta social, menos quienes creemos en esa vía como un camino legítimo de exigencia a las autoridades. Y no se trata de ser comunista, aunque yo creo que ningún comunista de verdad puede abandar la lucha social, pero más allá del partido en que se milita es la responsabilidad de todo representante de un movimiento social no darle la espalda a las causas justas.

-Desde el PS, el presidente del partido, Osvaldo Andrade, asegura que más allá de estar o no con un pie en la calle y otro en La Moneda de lo que se trata es de que los parlamentarios que son electos en pacto con la Concertación no actúen después como llaneros solitarios en contra de políticas gubernamentales.

-El enfoque es equivocado, porque los parlamentarios no son electos para ser el brazo derecho del Gobierno, sino para representar a los ciudadanos. Una de las razones de por qué se ha deslegitimado la política es porque los parlamentarios llegan al Congreso y se olvidan de quienes los eligieron. Desde mi perspectiva, el estar en un pacto político no se traduce en olvidar qué valores nos mueven.

The Clinic Newsletter
Comentarios