Cinco macabros asesinatos en el mundo de los famosos

Conocidos son casos como el de la esposa de Roman Polanski, Sharon Tate, asesinada por miembros de la familia de Charles Manson o el del asesinado Gianni Versace asesinado en la puerta de su casa. Sin embargo, así como han sido víctimas, algunos famosos también han sido protagonistas de las historias criminales más inimaginables. La última de éstas, ha sido la muerte de la modelo Reeva Steenkamp a manos del corredor sudafricano Oscar Pistorious, cuya causa aún se investiga. Acá te dejamos otros cuatro homicidios que han involucrado a famosos.

1.- El “accidente” del Día de los enamorados

El 14 de febrero todos los amantes de la cursilería se pasearon con flores por Santiago, pero en Pretoria, Sudáfrica, se despertaron con la macabra noticia de que el deportista olímpico, Oscar Pistorius había asesinado a su novia, la modelo Reeva Steenkamp.

Pistorius fue detenido por el crimen aunque él insiste en que fue un accidente. El corredor que posee prótesis en ambas piernas, se hizo famoso por ser el primer corredor discapacitado en participar en los Juegos Olímpicos tradicionales, es decir, con personas sin discapacidad, en Londres 2012. Apodado como Blade Runner, el deportista señaló que confundió a su novia con un intruso y por eso le disparó, ya que ella había preparado una sorpresa para el Día de los enamorados. La misma teoría fue utilizada por el jugador de rugby de la selección sudafricana, Rudi Visiage, cuando disparó y mató a su hija de 19 años. Aunque en esa ocasión la justicia le dio la razón, ya que el rugbista disparó a gran distancia, sin poder reconocer que se trataba de su hija.

Sin embargo, los últimos datos que se han filtrado a la prensa parecen desmentir esta versión. Según CNN en Español, un funcionario sudafricano señaló que la modelo recibió cuatro disparos a través de la puerta del baño de la casa de Pistorius, quedando viva, pero siendo llevada al primer piso por el deportista. Además, el periódico sudafricano City Press reveló el domingo que la mujer fue encontrada con el cráneo destrozado y que además se encontró un bate ensangrentado en la casa del corredor.

Según consigna el periódico español, El Mundo, se está analizando la sangre encontrada para saber si Pistorius atacó a Steenkamp o si ella se defendió con el bate. Junto con eso, el diario cita a fuentes policiales que señalan que el deportista hirió a su novia en la cadera. “Después ella salió corriendo hasta el baño donde él le disparó en tres ocasiones más”. De todas formas, el deportista sigue manteniendo su versión sobre el ataque accidental.

2.- La lucha te vuelve loco

Chris Benoit era un campeón de la lucha libre de la WWE conocido, entre otros, por su famosa maniobra “diving headbutt”. En plena pelea, Benoit se subía a las cuerdas y se tiraba de cabeza contra su oponente. Aunque logró dos veces ser campeón mundial, hoy la historia lo recuerda por su trágico final y el de su familia.

El lunes 25 de junio del 2007, la policía llegó a la casa de Benoit, respondiendo a la preocupación de sus cercanos, ya que había faltado a varias citas agendadas para ese fin de semana. En el lugar encontraron los cuerpos de su esposa Nancy, y el hijo de ambos, Daniel, de tan sólo siete años.

La investigación determinó que durante el fin de semana Benoit amarró y estranguló primero a su esposa y luego drogó a su hijo, dejándolo inconsciente antes de asesinarlo de la misma forma. Aunque Nancy tenía tres tipos de drogas legales en su sistema, se estableció que coincidían con un tratamiento terapéutico y no con intoxicación. El último día del fin de semana, Benoit se ahorcó colgándose de una máquina de ejercicio en su sala de pesas y el examen toxicológico de Benoit tampoco arrojó evidencia significativa de que su comportamiento hubiese sido por drogas.

Sin embargo, exámenes realizados a Benoir arrojaron que su “cerebro estaba tan severamente dañado que parecía el cerebro de un paciente de 85 años con Alzheimer”, concluyó el doctor Julian Bailes, quien realizó llevó a cabo el examen.

3.- OJ Simpson y el juicio del siglo

El 12 de junio de 1994, Nicole Brown, la ex mujer de OJ Simpson fue encontrada muerta junto con su amigo Ronald Goldman. Ambos habían sido apuñalados y las primeras pistas apuntaban a que el responsable era el exdeportista, actor y celebridad noventera de los gringos. Goldman recibió diecinueve puñaladas, y Brown dieciocho

El caso de Simpson marcó un antes y un después en la cobertura de la televisión y los medios de comunicación. Su primer intento por fugarse de la justicia derivó en una persecución que fue seguida por doce helicópteros de distintos canales de televisión. La imagen de su detención apareció en la portada de revista Time. En su primera comparecencia ante un tribunal, se declaró inocente, y luego de 133 días de investigación, Simpson fue llevado a juicio.

El juicio fue seguido en televisión por cientos de estadounidenses. Además de lo mediático, el proceso tenía un componente racial: mientras los abogados de la acusación esgrimían como principal prueba el ADN de Simpson en la escena del crimen y los antecedentes de violencia contra su ex mujer, la defensa, compuesta por ocho abogados que fueron denominados como “dream team”, acusaba a la policía de haber entrampado al futbolista en un juicio que mostraba componentes de racismo hacia los negros. Como prueba decìan que el policía de Los Ángeles, Mark Furhman, había puesto el ADN del acusado en el lugar de los hechos. Y también contaban con grabaciones donde este utilizaba la palabra “nigger”.

El 3 de octubre de 1995, nueve meses después de iniciar el juicio, y frente a una audiencia de 150 millones de espectadores, el jurado emitió su veredicto: no culpable. La sociedad estaba dividida, y había temor de que un juicio que acusara inocencia en OJ pudiera causar una revuelta en Los Ángeles. El jurado, compuesto por ocho hombres negros, dos hispanos, un hombre de origen indio y una mujer blanca, demoró tres horas en deliberar y con eso el futbolista quedó libre. Sin embargo, dos años después Simpson fue condenado en otro proceso, donde se le obligó a pagar 33,5 millones de dólares a los familiares de las víctimas. Aún hoy en Estados Unidos queda la duda de si Simpson lo hizo o no. El asesino de Nicole Brown nunca fue encontrado, pero se barajó la versión de que un asesino en serie le había quitado la vida por haber estado vinculada con la mafia y los capos de la droga.

4.- El misterio de Sid y Nancy

John Ritchie, cuyo nombre artístico era Sid Vicious -en honor a su hamster violento (vicious en inglés)-, fue el principal bajista de los Sex Pistols luego de que Glen Matlock dejara el puesto. A The Sex Pistols se le atribuye haber dado inicio a la música y el movimiento punk, nacido en Gran Bretaña bajo el hastío y el descontento de la juventud desempleada con una clase política que no los escuchaba.

Hicieron canciones que perduran hasta nuestros días, aunque sólo sacaron un disco. Algunas de sus melodías más reconocidas son Anarchy in the U.K, God save de Queen y EMI. A pesar del gran éxito, la vida de Sid Vicious tuvo un trágico final.

Acostumbrado a acompañar a su madre a vender drogas desde los ocho años, Vicious estuvo siempre acostumbrado a consumir drogas, lo que luego compartió con su novia Nancy Spungen. Ambos llevaban una tormentosa relación hasta que el 12 de octubre de 1978 Nancy apareció muerta en el baño del Hotel Chelsea en Nueva York. Vicious dijo que despertó y la vio ahí, bañada en sangre. Nancy había recibido una puñalada en el abdomen, desangrándose en el lugar.

Vicious fue arrestado como el único sospechoso, pero declaró que él jamás la apuñaló. Sin embargo, luego dijo que no recordaba lo que había sucedido. Al parecer, la noche de la muerte de Nancy, hubo una fiesta en la pieza del hotel, en la que ella habría estado mostrando un montón de plata. Al día siguiente ni la plata ni el cuchillo con que había sido apuñalada estaban.

Sid nunca pudo recuperarse totalmente de la muerte de Nancy, intentando cortarse las venas diez días después y finalmente muriendo de una sobredosis de drogas el 2 de febrero 1979. Recientes investigaciones incluso indican que su madre fue quien le inyectó a propósito la dosis que lo mató, ayudándolo a terminar con su dolor.

5.- Tragedia en American Idol

Jennifer Hudson se hizo famosa cuando participó en la tercera temporada del programa de talentos gringos, American Idol, donde se buscan a los mejores cantantes de Gringolandia. Aunque no ganó, si carrera se disparó, ganando un Globo de Oro y un Oscar por su actuación en Dreamgirls y actuando en la película sobre la famosa serie Sex and the City.

Sin embargo, todo se vino abajo en octubre del 2008. Aunque ella no participó del crimen, tanto la madre de la cantantante, Darnell Donnerson, como su hermano Jason, de 29 años, fueron asesinados en el hogar que Donnerson compartía con su hija -y hermana de Hudson-, Julia. Sin embargo, el hijo de Julia, de siete años, estaba desaparecido.

La angustia duró tres días hasta que el FBI encontró el cuerpo del pequeño Julian, a quien le habían disparado, al igual que a Jason y Darnell. El ex esposo de Julia fue condenado a cadena perpetua más 120 años por los asesinatos del hermano, madre y sobrino de Hudson. La cantante sólo volvió a aparecer cuatro meses después cuando cantó en el Super Bowl del 2009.

The Clinic Newsletter
Comentarios