Restaurant Cala, Hotel Isla Seca, Zapallar

Ubicado en el Camino Costero Ruta F-30-E, Zapallar, el Restaurant Cala tiene un estilo neoclásico que “fue construido en 1992, pero que pareciera siempre haber estado a disposición de quienes visitan Zapallar”.

Para llegar conviene estacionar el helicóptero en el Club Ecuestre de Cachagua. El restaurante no cuenta con menú del día. Su carta es de tipo “mediterráneo” e incluye frutos del mar al pil pil, ceviche y tiraditos de salmón. Dentro de los platos fuertes están la corvina Mar Bravo ($10.900) y el congrio a las finas hierbas ($10.500).

El local tiene capacidad para 60 personas y cuenta con terraza. Atienden de lunes a domingo en almuerzo y cena. Sus empleados dicen que los fines de semana se llena y que el público es de clase alta. “Hay harto empresario, pero de bajo perfil”, comentan.

Chiringuito Zapallar

Otro lugar que se puede visitar, también dejando el helicóptero en el Club Ecuestre de Cachagua, es el clásico Chiringuito, ubicado en el camino costero de Zapallar.

Sus especialidades son los pescados y mariscos. Una reineta a la plancha vale $8.500 y se le puede agregar salsa de camarones, por $5.300. El congrio frito vale $9.900. La champaña más cara que usted puede tomar ahí es la Chandon Brut Imperial y vale $55.000. El consumo promedio por persona es de $25.000

Se llena mucho por lo que es recomendable reservar antes. Una visita al Chiringuito incluye avistamiento de personaje famoso seguro.

Restaurant Los Varietales, Hotel Santa Cruz

Un excelente panorama es tomar el helicóptero, partir hacia el valle de Santa Cruz, visitar el museo del mismo nombre y después almorzar en el tradicional hotel del empresario Carlos Cardoen, que además cuenta con helipuerto.

A la hora de almuerzo sólo hay buffet, que cuesta $15.900 y no incluye bebestibles. Para la cena cuentan con menú a la carta. Incluye asado de tira ($10.500), filete de congrio ($9.500), corvina margarita ($11.200). La champaña más cara es francesa y vale $55.000.

El restaurant cuenta con capacidad para 300 personas. Es ideal reservar porque se llena, aunque no van famosos muy seguido.

Viña Indómita, Casablanca

Este panorama incluye un paseo y recorrido por las 200 hectáreas de producción de vino de esta exclusiva viña, que cuenta con helipuerto propio. En la visita podrá conocer las bodegas, ayudado por un guía especializado.

Entre las especialidades de la carta de su restaurant están el filete de cordero magallánico ($9.500), el confit de pato con guiso chilote ($12.000), entre otros. La degustación de postres cuesta $10.000.

A la salida, ideal es pasar por la tienda de la viña, donde se exhiben joyas de lapizlázuli, libros y vinos a la venta.

Viña Miguel Torres, Curicó

Para llegar puede estacionar en el helipuerto de Curicó. Dentro del menú del restaurant de esta viña hay bastante variedad, platos con combinaciones y nombres complejos, y se incluyen los vinos que realizan el maridaje perfecto de cada comida. La ensalada mediterránea con maridaje vale $8.980. El caldillo de congrio “nerudiano” servido en greda de pomaire, con maridaje, $11.580. La lengua en salsa de ostra, con maridaje $11.580. El risotto de mariscos con maridaje, $14.680. Una carne mechada con relleno de camarones, $14.480. El pisco sour vale $3950 y para finalizar, un habano Cohiba $10.800.

El restaurant atiende de lunes a domingo a la hora de almuerzo y los viernes abre en la noche.Tiene capacidad para 64 personas, en tres salones. Conviene reservar porque se llena.

Puma Lodge

Un paseo aéreo por los alrededores de Rancagua y la cordillera del sector debe finalizar en el exclusivo Puma Lodge. El recinto cuenta con helipuerto a través de una empresa externa, que además ofrece arriendo de helicópteros para pasear, y tiene variadas actividades. Para reservas, una noche cuesta desde $81.990. Con excursiones, spa, desayuno, almuerzo y cena, vale $215.990 la noche. Sus trabajadores dicen que llegan muy pocos turistas extranjeros. Más que nada llega gente “bien”, la mayoría en camionetas 4×4. El menú del restaurant varía todos los días, por lo que hay que consultar con el hotel.