Ayer miércoles murió el ex Demócrata Cristiano Adolfo Zaldívar producto de un cáncer al páncreas diagnosticado en 2012. Tras conocerse la noticia del deceso del “colorín” -como le decían- el mundo político se cuadró para lamentar la muerte del político y fueron a despedirlo al ex Congreso en Santiago, donde se realizó su velatorio.

El Presidente Sebastián Piñera, que asistió al ex Congreso -y que nombró a Zaldívar como embajador en Argentina- dijo que “es una pérdida importante y significativa para el pueblo de Chile, porque Adolfo Zaldívar fue muchas cosas a lo largo de su vida. Fue político, fue senador,fue Presidente del Senado, fue presidente de un partido político, fue embajador, pero lo que nunca dejó de ser fue un hombre con una tremenda vocación de servicio público, y un hombre muy visionario”.

Su hermano, el senador por la DC, Andrés Zaldívar no se quiso referir extensamente a la muerte de Adolfo pero sí manifestó que “no puedo dejar de destacar la figura de mi hermano Adolfo como un gran demócrata, político y parlamentario, que siempre luchó y defendió los intereses de los chilenos”.

Zaldívar, el polémico

Cabe destacar que Adolfo Zaldívar fue expulsado de la DC el año 2007 por negarse desde su puesto en el Senado a apoyar al Gobierno de Michelle Bachelet con recursos para financiar el Transantiago y acusar a la directiva falangista de corrupción. En enero de 2008, sus hermanos Alberto, Javier, Felipe, Renato y Josefina Zaldívar Larraín, renunciaron a la colectividad.

Al velatorio, encabezado por el Arzobispo de Santiago Ricardo Ezzati, llegó el ex Presidente Ricardo Lagos quien mencionó que “creo que lo vamos a extrañar, vamos a extrañar su fuerza, su pasión para plantear sus ideas”. Pero Como informa El Mostrador, los políticos asistentes al velatorio no pudieron ignorar hablar del carácter fuerte y decisivo que llevó a Zaldívar a ser expulsado de la DC y luego apoyar la candidatura de Piñera a la presidencia, entre otras cosas. De hecho, Lagos recordó ciertos desencuentros con el fundador del PRI.

“No siempre coincidimos, pero coincidimos en los grandes trazos, de cómo luchar para tener un país democrático, y en democracia, cómo luchar por lo mejor para Chile. Y en ese sentido, Adolfo Zaldívar fue un gran senador, fue un gran colaborador en su momento, con las dificultades propias entre un presidente y presidentes de partidos, no era primera vez”, dijo Lagos a la prensa.

El Presidente Sebastián Piñera decidió decretar dos días de duelo oficial a raíz de la muerte Adolfo Zaldívar Larraín, actual embajador de Chile en Argentina, quien falleció producto de un cáncer de páncreas que le fue diagnosticado en abril de 2012.

De 69 años, Zaldívar Larraín murió en su casa de Santiago, donde se encontraba desde hace varios meses, tras regresar de Buenos Aires para ser tratado de su enfermedad en una clínica de Santiago en la que estuvo hasta el pasado enero.

Trayectoria política

Miembro histórico de la Democracia Cristiana chilena, a la que se afilió a los 14 años, Zaldívar fue senador y presidente de ese partido, del que se alejó junto a un grupo de seguidores debido a conflictos internos, para integrarse después al Partido Regionalista Independiente, que apoyó a Piñera en las elecciones de 2010.

Abogado y profesor de Derecho Político y Derecho Constitucional, Zaldívar fue un tenaz opositor a la dictadura de Pinochet (1973-1990), período en que contribuyó a fundar la Comisión Chilena de Derechos Humanos para apoyar a los perseguidos por el régimen.

Elegido senador por la región de Aysén por el periodo 1994-2002 y reelegido después por el período 2002-2010, fue también presidente del Senado entre 2008 y 2009.

En junio de 2010 fue nombrado por el presidente Sebastían Piñera embajador de Chile en Argentina.