El Presidente de la República, Sebastián Piñera, junto a su señora Cecilia Morel, encabezó este domingo la celebración del Día de la Madre en el Patio de los Naranjos, del Palacio de La Moneda, donde compartió con más de 200 mamás, quienes asistieron acompañadas de sus hijos.

En la oportunidad, el mandatario hizo un llamado a las madres a “que sigan regalándole hijos a nuestro país, porque queremos un país que tenga más natalidad, que tenga más niños, que no sea costumbre envejecer, que sea capaz de rejuvenecer a través de nuestros niños”.

Además, destacó que “dijimos que íbamos a abrir el mundo del trabajo para las mujeres y cómo no estar contentos que de los más de 810 mil nuevos trabajos que hemos logrado crear durante estos tres años, más de la mitad han sido para nuestras mujeres”.

Asimismo, sostuvo que “nos propusimos que el mundo del trabajo y de la familia fueran dos mundos más amigables, que el hecho de ser madre no significara no poder ser trabajadora y que el hecho de ser trabajadora, no obstaculizara la posibilidad de ser madres”, y agregó que “cómo no estar contentos que hoy día nuestras madres puedan tener un posnatal de seis meses y que todas las madres trabajadoras de Chile tengan ese beneficio”.

Respecto de la violencia intrafamiliar, reforzó su compromiso: “Queremos cambiar esa cultura del ‘quién te quiere de aporrea’, por la cultura del ‘quién te quiere, te cuida y te respeta’. Por eso declaramos la guerra total, tolerancia cero contra la violencia intrafamiliar”.

En ese sentido, manifestó que “hemos logrado reducir en más de un 33% las muertes de mujeres por femicidio. De hecho, tipificamos el delito, porque es más grave cuando quien atenta contra nuestras madres o mujeres, es precisamente un ser que prometió quererlas y respetarlas”.

Sin embargo, recordó que aún quedan dos discriminaciones que pretende corregir durante su gobierno: “El que la sociedad conyugal sea administrada por hombres y mujeres en igualdad de condiciones, y que el cuidado de los niños, es decir, quién financia las salas cuna, también sea compartido por hombres y mujeres”.

“Espero que cuando termine este gobierno, todas las discriminaciones legales que existen en contra de las mujeres, hayan desaparecido y sean parte de la historia”, sostuvo.