El libro de “buenas prácticas” para la educación superior que editó el formalizado ex CNA Luis Eugenio Díaz

Casi como una ironía, en la página de la Comisión Nacional de Acreditación aún está disponible un libro editado por el presidente de la entidad, Luis Eugenio Díaz, formalizado por la fiscalía como autor de los delitos de lavado de activos y cohecho, para que las universidades e institutos elevaran sus estándares de calidad. El texto se llama “Buenas prácticas del aseguramiento de la calidad de la educación superior en Chile”.

El pasado 14 de mayo la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), dirigida por Matko Koljatic, lanzó su nuevo código de ética, donde se establecen las normas de estricto apego a la probidad por las cuales deberán regirse los miembros del organismo, como una forma de marcar un antes y un después, luego de conocidos los actos de corrupción del ex titular Luis Eugenio Díaz.

Sin embargo, como cualquier institución, la CNA mantiene contradicciones de imagen, particularmente en su página web. Sucede que en el sitio aún puede hallarse el libro que Díaz, formalizado por la fiscalía como autor de los delitos de lavado de activos y cohecho, editó para que las universidades e institutos elevaran sus estándares. ¿El título? “Buenas prácticas del aseguramiento de la calidad de la educación superior en Chile”.

El texto de 398 páginas fue impreso en LOM en 2010, en conjunto con Roberto Careaga, otro consejero que aparece en los e-mails incautados a Díaz, donde ambos operan para acreditar a la Escuela Moderna de Música, perteneciente al Grupo Laureate, indagado también por la Fiscalía no sólo en la arista CNA, sino también en otra causa ligada al lucro de las universidades usando los Créditos con Aval del Estado (CAE).

De hecho, ambos redactan la introducción del libro que define su contenido: “(…) una Buena Práctica es aquella experiencia que favorece en alguna medida la coherencia y consistencia de un proyecto con sus resultados, es decir, promueve la calidad”.

Entre los artículos que aparecen en la publicación, existe uno escrito por Eugenio Arratia, junto a dos académicos titulado: “Método prospectivo para la planificación estratégica de la Universidad Central de Chile”.

Arratia participó como par evaluador en las acreditaciones de la Universidad Autónoma en los años 2007 y 2010, casa de estudios cuyo dueño es el ex ministro de Justicia, Teodoro Ribera. Pues bien, Arratia en 2011 se convirtió en el flamante rector del Instituto Profesional Incaea, que también es controlado por la Autónoma. Es más, desde octubre del año pasado funge también como vicerrector de Calidad y Acreditación de la Universidad Autónoma, de acuerdo a un reportaje de Ciper Chile. Cuando fue consultado al respecto, aseguró que en ningún caso existía inhabilidad.

El único que se apega al título de la publicación es Carlos Medrano, que participó como director de “Ediciones CNA Chile”. Este último, al declarar en la Fiscalía Oriente en el caso CNA, reveló todas las situaciones que le hicieron sospechar sobre el comportamiento criminal de Díaz, hecho que permitió dilucidar las prácticas de corrupción con la Universidad del Mar.

Malas prácticas

Hay que recordar que Díaz está imputado de los ilícitos ya mencionados, luego que recibiera pagos disfrazados de asesorías, a cambio de operar en la CNA para lograr acreditaciones de las universidades Pedro de Valdivia (UPV) del Mar (UDM) y SEK.

Junto a Díaz se encuentran formalizados el rector de la Universidad del Mar Héctor Zúñiga y Ángel Maulén, uno de los dueños de la UPV, por blanqueo de capitales y soborno. A los anteriores se suma por este último ilícito el ex rector de la SEK, José Schroeder.

Arista lucro

En tanto, en la otra arista que mantiene abierta la Fiscalía Oriente en contra de las universidades que habrían lucrado con los aportes del Estado, entró a tallar el Consejo de Defensa del Estado (CDE).

Hace dos semanas el organismo resolvió solicitar al Ministerio de Educación (Mineduc) un listado pormenorizado de todos los aportes fiscales a privadas indagadas por el Ministerio Público, con miras a evaluar una posible querella por fraude al fisco.

De acuerdo a la versión entregada por un consejero del organismo a The Clinic Online, el oficio a la cartera apunta a la entrega de dinero -a través de transferencia de distinto tipo- desde 2005 a 2012, mismo período que indaga el perseguidor Carlos Gajardo

La petición del CDE es sobre las úes del Mar, Viña del Mar, Central, Las Américas, Santo Tomás, Uniacc, Pedro de Valdivia, del Desarrollo, Andrés Bello y la Autónoma, perteneciente al ex ministro de Justicia Teodoro Ribera, como también las operaciones del Grupo Laureate. A las anteriores se suma la universidad San Sebastián.

Básicamente, el análisis que realizará el CDE es si los dineros del Estado proporcionados para el mejoramiento de la educación fueron a parar a los bolsillos de los dueños, a través de sociedades relacionadas y no al mejoramiento de la educación, como manda la ley.

Para leer el libro en la web de la CNA pinché aquí

Si lo borran, bájelo de aquí.

Libro de

Comentarios