Vía www.sopitas.com

Ya lo dijo Benjamín Franklin: “La existencia de la cerveza es prueba de que Dios nos ama y nos quiere felices”, tras esta importante declaración, nos echamos un chapuzón en el decálogo de importantes razones de porqué la cerveza (en cantidades moderadas, no se emocionen) es buena para nosotros.
El verano está aquí y para sobrevivir las inclementes temperaturas que vienen con esta estación del año, debemos prepararnos con una abundante dotación de cerveza (la que ustedes quieran). Pero, ¿qué hace esta bebida para que la amemos tanto? Aquí diez razones de peso con las que callarán a cualquiera que se atreva a vituperar su amor por esta divina elixir.

De acuerdo a un estudio realizado por el equipo del doctor José Antonio García Donaire, de la Unidad de Hipertensión Arterial del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, una medida moderada de cerveza (dos vasos para las mujeres y tres para los hombres) ofrece varios beneficios a quien la consume.

 

Hidratación

La cerveza es 93% agua, es por esto que es buena para las personas que padecen de hipertensión arterial y quienes tienen mucha sed durante el verano (o el resto del año si se prefiere).

Sodio bajo

A diferencia de otras bebidas, la buena cerveza tiene un nivel bajo de sodio, lo que evita derrames cerebrales y problemas renales.

Potasio Alto

El potasio es bueno, de eso no hay duda; sin embargo, la milenaria bebida contiene un alto nivel de este compuesto, lo que la hace diurética y, por ende, buena para prevenir la hipertensión y las piedritas en los riñones.

Prevención Cardiovascular

Según el estudio, una persona abstemia tiene más probabilidades de sufrir dolencias relacionadas con problemas cardiovasculares que aquél que consume moderadamente uno o dos tarros de cerveza. Es por esto que la dulce bebida ayuda a prevenir este tipo de inconvenientes.

Cerveza = Colesterol “bueno”

 

Siga leyendo aquí