Científicos de la Universidad de Oxford pusieron a prueba la capacidad cognitiva de las cacatúas goffini, una especie de loro de Indoneisa conocida por su sociabilidad y por su carácter juguetón y explorador.

Y comprobaron que las cacatúas pueden resolver un problema para obtener una recompensa, pueden “innovar” en ese proceso, ser pacientes para conseguirlo y hasta aprender las unas de las otras.

Vea en este video cómo una de estas aves logró abrir cinco cerraduras diferentes para alcanzar su objetivo: un anacardo o marey.