Una numerosa columna de funcionarios de CorreosChile marchó este sábado frente al Palacio de La Moneda en una demostración más de protesta tras ocho días de huelga, una movilización a través de la cual solicitan, entre otras demandas, un aumento de 50 mil pesos en el sueldo y un bono de término de conflicto.

Por su parte, CorreosChile emitió hoy una declaración pública en relación a la negociación colectiva que lleva adelante con sus sindicatos, donde reafirmó su “ferviente llamado a sus sindicatos de trabajadores a perseverar en el camino del diálogo para llegar a una pronta solución”.

La empresa señaló que una nueva oferta de CorreosChile implica la entrega de una cifra histórica de 10 mil millones de pesos a sus trabajadores, en un período de cuatro años. Es decir, más del 100% de las utilidades de la empresa, lo que incluso la obliga a endeudarse.

En este sentido, CorreosChile consideró que una oferta mayor a esta cifra, como la que solicitan los sindicatos, comprometería gravemente la viabilidad de una empresa cuya propiedad y recursos pertenecen a todos los chilenos.

Asimismo, CorreosChile declaró que “la administración actual ha conseguido revertir pérdidas históricas y establecer un plan de conducción responsable de la compañía. Sin embargo, esta visión está siendo amenazada por una solicitud que podría afectar la sustentabilidad de una empresa que cumple un rol estratégico para el Estado y todos los chilenos, especialmente aquellos que viven en regiones y zonas apartadas del país”.

Por último agregó que “la intención de CorreosChile ha sido y seguirá siendo mantener el diálogo abierto y llegar a un pronto y satisfactorio acuerdo para todos los trabajadores”.