La alcaldesa de Peñalolén, Carolina Leytao, manifestó este viernes su preocupación por la estigmatización que según ella está sufriendo la población de Lo Hermida, producto de la quema de dos buses del Transantiago, manifestando que cambios de recorridos del transporte público y la presencia policial en la zona no previene y soluciona el tema de orden ciudadano y conmociona a toda a una ciudad.

Las medidas policiales y de recorridos del transporte público hacia Lo Hermida, no son del gusto de la alcaldesa de Peñalolén, quien dijo que “estoy bien preocupada y un poco molesta también, porque lo que está ocurriendo hoy día, si bien se origina por un hecho delictual, un hecho violento, en un lugar de nuestra comuna, lo que al final hace con tanta parafernalia, actividad y tanta noticia respecto de esto, es estigmatizar a nuestros vecinos que tanto a costado recuperar la confianza en la gente.

Para Leytao “tanto en Lo Hermida como en todos los sectores de Peñalolén, los vecinos hacen enormes esfuerzos por salir adelante. La mayoría de ellos son personas honestas, trabajadoras, y por lo tanto, lo único que hace todo este tema es estigmatizar a nuestros vecinos, y en el fondo, retroceder en pasos que hemos dado hacia delante”.

Respecto de los cambios de recorridos del transporte público hacia el sector, la jefa comunal dijo que “cuando alguien no es capaz de garantizar el orden público, y para garantizarlo, lo que hace es perjudicar a los vecinos de nuestra comuna, es decir, que eso signifique estar cambiando recorridos antes de la hora, a las 19:30 horas se cambian recorridos, cuando todos sabemos que a las seis de la tarde recién las personas están saliendo de sus trabajos, es muy mal planificado”.

“Yo no quiero con esto desmerecer que obviamente hay un riesgo. Yo no quiero exponer tampoco a los choferes, etcétera, pero aquí hay un trabajo de inteligencia policial que se debe hacer y que claramente no puede pasar por dejar a la ciudad en un estado de anormalidad”, advirtió, agregando que “uno tiene que buscar alternativas y métodos que sean eficientes para prevenir, pero por otro lado, que no signifiquen que toda una ciudad, de aquí al 11 de septiembre, o sea, están faltando varios días más, tenga que conmocionarse porque no existe la capacidad de controlar el orden público”.

Sobre la presencia de carabineros, Carolina Leytao dijo que “a mí me encantaría tener esa cantidad de carabineros todo el año. Porque lo que la gente nos pide son carabineros. No puedo negar que lo que la gente nos pide es más presencia policial, pero para controlar la delincuencia”, agregando que “el hecho de tener un contingente policial que no está haciendo control respecto de la seguridad ciudadana en general, sino que está para otros fines, por supuesto que la gente se altera y empieza a generar un clima, sobre todo en un lugar que tiene una historia respecto del tema. Tuvo una historia bastante conflictiva en términos de la represión incluso de las fuerzas militares. Entonces la gente recuerda cosas y los pone nerviosos”.