Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Humor

1 de Septiembre de 2013

10 cosas que no deberías hacer en Twitter

Vía CookingIdeas Twitter es la red social de moda. Pero igual que sus 138 caracteres nos proporcionan toneladas de información, comunicación y diversión… también nos pueden dar un buen disgusto. Aquí van una decena de consejos, aliñados con ilustrativos ejemplos, de cómo un mal uso de la aplicación nos puede conducir al escarnio público, la […]

Por



Vía CookingIdeas

Twitter es la red social de moda. Pero igual que sus 138 caracteres nos proporcionan toneladas de información, comunicación y diversión… también nos pueden dar un buen disgusto. Aquí van una decena de consejos, aliñados con ilustrativos ejemplos, de cómo un mal uso de la aplicación nos puede conducir al escarnio público, la comisaría, la cola del paro o la consulta el psicólogo.

1. DESCUIDARTE
Presa de esa obsesión por compartir tan de Twitter, Paula Vázquez publicó una foto de un parte de accidente en la que aparecía su número de teléfono, que al poco estaba colapsado por llamadas y mensajes. Lo malo es que como venganza publicó varios de esos números, lo que es constitutivo de delito. Por error (o estupidez, vaya usted a saber) también divulgó su numero el actor Charlie Sheen.

2. CREER TODO LO QUE LEES
Basta que un tipo invente el hashtag #QEPD(famoso de turno) para que Twitter se inunde literalmente de mensajes de condolencia relativos al deceso del astro de la copla y el tupé. O que Andrés Calamaro (@barksdale666) diga que una vez mató a un yonki para que su agente, anta la avalancha de comentarios, se vea obligada a señalar que se trataba de una licencia literaria.

3. OPINAR SIN TON NI SON
Opinar se puede opinar, pero conviene tener en cuenta que el resto de la Humanidad pueden echar un vistazo a Twitter y descubrir que lo que leen (comentarios machistas, homófobos, políticos, religiosos, lisérgicos…) no les gusta. Eso en el caso de ciudadanos de a pie (a los que recomendamos que, en caso de que piensen ser extremistas, usen seudónimo). Cuando eres famoso la cosa cambia y algunas opiniones te pueden empujar a abandonar la red social, como le pasó a la cantante @russian_red. “La manera de combatir la falta de belleza es la extrema delgadez”, escribió, y, aunque explicó que se trataba de un malentendido fuera de contexto, ante el aluvión de críticas e insultos optó por cerrar su cuenta.

3. OPINAR SIN TON NI SON
Opinar se puede opinar, pero conviene tener en cuenta que el resto de la Humanidad pueden echar un vistazo a Twitter y descubrir que lo que leen (comentarios machistas, homófobos, políticos, religiosos, lisérgicos…) no les gusta. Eso en el caso de ciudadanos de a pie (a los que recomendamos que, en caso de que piensen ser extremistas, usen seudónimo). Cuando eres famoso la cosa cambia y algunas opiniones te pueden empujar a abandonar la red social, como le pasó a la cantante @russian_red. “La manera de combatir la falta de belleza es la extrema delgadez”, escribió, y, aunque explicó que se trataba de un malentendido fuera de contexto, ante el aluvión de críticas e insultos optó por cerrar su cuenta.

4. BROMEAR
¿Pero Twitter no era el escenario ideal para el chiste, el juego de palabras, el chascarrillo y el cachondeo? Puede, pero con según qué asuntos más vale no bromear. Que se lo digan a Leigh y Emily, dos veinteañeros británicos que fueron detenidos nada más pisar el aeropuerto de L.A. ¿La causa? Uno de ellos había escrito a una amiga en su cuenta de Twitter: “¿tienes libre esta semana para un rápido encuentro antes de que me vaya a destruir América? x”. Los chicos fueron interrogados durante más de cinco horas por agentes especiales y pasaron doce horas en una celda (uno junto a un narco mexicano) antes de ser facturados en un avión de vuelta casa.

5. METERTE CON TU TRABAJO
Parece un consejo obvio pero no está de más recordarlo. Ejemplos hay a cientos pero nos quedamos con el de @traphik, despedido por quejarse de los nuevos uniformes de California Pizza Kitchen, su lugar de trabajo. “@calpizzakitchen las chaquetillas negras abotonadas son la mierda más cursi de todos los tiempos!!!”, escribió, pensando que su identidad estaba a salvo. Error. Los gerentes de la empresa utilizaron la información de su Bio en Twitter para localizarle… y despedirle. Colgó en Youtube un vídeo con su versión de los hechos.

6. AMENAZAR
La policía recomienda denunciaren caso de que sea una amenaza, grave, reiterada y creíble, ya que Twitter está lleno de comentarios tipo “estrangularía a Perico los palotes” y así. Pero conviene tener en cuenta que la amenaza se paga, como le pasó a @Pelayo_Gil, detenido gracias a la investigación realizada por la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) en Marbella tras amenazar de muerte a Eva Hache.

7. ENGANCHARTE
Según un estudio de la Universidad de Chicago, la dependencia de muchos usuarios de Twitter puede ser más intensa que la adicción al sexo, el alcohol, la cafeína, el tabaco o el sueño. La investigación muestra que las funciones de tipo “retweets” activan la dopamina, una hormona y neurotransmisor del sistema nervioso central que tiene que ver con la motivación y el placer. Por contra, la falta de aprobación y de influencia provoca envidia y desasosiego.

Revisa el resto haciendo click aquí.

Temas relevantes

#10#cosas#hacer#No#twitter

Notas relacionadas