Un cagazo genera otro cagazo, dice un viejo adagio escrito en un baño de una picada del Persa Bío-Bío. Aparentemente esto le pasó al conductor de una camioneta que transitaba por las calles de NUeva York.

Según relata la cuenta de Facebook de Bikerspost.com, el video muestra el chocante momento en que un tipo que transportaba a su familia en una camioneta por una típica calle de la gran manzana, de repente se ve rodeado de motoqueros.

Los decenas de fanáticos de las dos ruedas andaban en la suya pero tenían al chofer de la SUV con el culo a dos manos, por el prejuicio televisivo contra los bikers.

En el nerviosismo, el tipo le pega con el auto a una moto y se desencadena el desastre. El grupo comienza a rodear al vehículo para alegar, pero el conductor estaba tan tiritón que le metió chala y atropelló a varios motoqueros.

De ahí la cosa se puso color “Need for Speed” y todos persiguieron a la camioneta. Unos kilómetros más allá la pillaron y destruyeron los vidrios del vehículo. El resto de la historia aún no se da a conocer, pero ojalá no haya sido tan grave ya que al interior de la Land Rover iba la señora del conductor y un niño de cinco años.