Vía UnTipoSerio

1. Sólo una vez a la semana consumirás glúcidos sin límite

Lograr los abdominales perfectos requiere un 30% de entrenamiento y un 70% de correcta alimentación, según los nutricionistas y entrenadores expertos. ¿Eso quiere decir que debes renunciar para siempre al chocolate con leche y las papas fritas?

No necesariamente. Si acostumbras a comer siempre de manera extremadamente limpia y saludable, tu metabolismo acaba por ralentizarse.

¿La solución? Haz solo una comida cargada de hidratos o glúcidos una vez a la semana (alimentos ricos en azúcar y carbohidratos), de esta manera aumentarás la quema de grasas y

2. Camina cargando peso

Sostener una bolsa pesada del mercado puede traerte más beneficios de los que imaginas: los movimientos de flexión antilateral te hacen trabajar los abdominales pues te obliga a resistir el movimiento de flexión lateral. Además, acelera tu metabolismo.

Procura alternar el peso de una mano a otra y no dejes de tensar los abdominales mientras caminas. Otro gran ejercicio reside en subir escaleras con peso.

3. Entrena maniobrando un bosu

Esta es la manera en que puedes trabajar todo el tronco en un lapso corto de tiempo.

Túmbate sobre un Bosu, con las rodillas flexionadas. Haz abdominales de subida y extiéndete del todo cuando regreses, arqueando la columna.

Esto es un Bosu:

4. Toma agua en abundancia

El agua es económica (a veces gratis), hay en abundancia y una herramienta clave para definir tus abdominales.

Sigue leyendo haciendo click aquí.