Todo comenzó cuando Patricia Morales, la presidenta del PRO, denunció a través de su cuenta de Twitter que un asesor del candidato presidencial Tomás Jocelyn-Holt calificó de “escort” (acompañante sexual) a Karen Doggenweiller en una reunión con Anatel para sortear el orden de los candidatos en los debates del 29 y 30 de octubre, todo, por la presencia de la ex animadora en algunos puntos de prensa de su marido, Marco Enríquez-Ominami.

Consultado por La Tercera, Tomás Jocelyn-Holt reafirmó los supuestos dichos de su asesor y criticó a MEO por “usar” a su pareja como si fuera una “conejita playboy”.

“Cada cual asume lo que dice, pero lo que planteó Edson era una inquietud formal. El tendrá que asumir las palabras que dijo, pero yo ayer dije (en la reunión de coordinación interna) que ellos dejen de usar a las parejas como si fueran conejitas playboy, porque da pena, porque dan la imagen como si fueran un objeto. Eso es decadente” dijo Jocelyn-Holt.

Respecto a la exigencia de la presidenta del PRO de pedir disculpas públicas, Jocelyn-Holt manifestó que “dejen de victimizarse. Aquí lo que ese está pidiendo es que en los puntos de prensa vayan los candidatos solos. Dejen de usar a sus parejas como un recurso electoral y como un objeto” concluyó.