El legendario exboxeador Mohamed Alí rindió hoy tributo al expresidente de Sudáfrica Nelson Mandela, fallecido a los 95 años, al que consideró un hombre que enseñó al mundo lo que es “el perdón a gran escala” y que ahora “es libre para siempre”.

“Estoy profundamente entristecido por el deceso del señor Mandela”, dijo Alí, de 71 años, en un comunicado citado por la cadena NBC News.

“Lo que más recordaré del señor Mandela es que fue un hombre cuyo corazón, alma y espíritu no podían contenerse ni restringirse a través de injusticias económicas y raciales, barras de metal o la carga del odio y la venganza. Nos enseñó lo que es el perdón a gran escala”, señaló el expúgil.

“El suyo fue un espíritu que nació libre, destinado a planear por encima del arcoiris. Hoy su espíritu vuela por los cielos. Ahora es libre para siempre”, agregó.

Alí, considerado un símbolo para muchos afroamericanos por su espíritu rebelde y su negativa a luchar en la guerra de Vietnam (1959-1975), es un declarado admirador de Mandela y estuvo presente en su primera visita a las Naciones Unidas en 1990, antes de su llegada a la presidencia de Sudáfrica.

“Su vida estuvo llena de propósitos y esperanza, para sí mismo, para su país y para el mundo. Inspiró a otros a alcanzar lo que parecía imposible y les impulsó a romper las barreras que les retenían mental, física, social y económicamente”, indicó.

Mandela falleció en compañía de su familia, según anunció el actual presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma.