10 razones por las que Abraham Lincoln fue (en secreto) un presidente terrible

10 razones por las que Abraham Lincoln fue (en secreto) un presidente terrible

Con absoluta certeza puedo asegurar que has escuchado hablar de Abraham Lincoln. Una especie de héroe, mártir e incluso (a últimas fechas) un cazador de vampiros, él es el presidente que todos los otros presidentes quieren llegar a ser una vez que son electos. Vía Marcianos En un único mandato, este hombre liberó a los esclavos, mantuvo la Unión americana y le mostró al mundo cómo manejar un país como un gran jefe. Aunque todo eso termina por ser opacado, ya que él realizaba todas estas acciones al mismo tiempo que se comportaba como un ser despreciable, torpe y autoritario. Echa un vistazo a esta lista con 10 razones por las que Lincoln fue (en secreto) un presidente terrible.  

10. Imposición de la censura

censura Por un momento supón que en la primera página de The Washington Post hoy aparece una historia hablando de Obama. Las acusaciones pueden ser infundadas, e incluso calumniosas, contener citas mal atribuidas al Presidente que hasta podrían llegar a socavar el esfuerzo de la retirada de Afganistán. Ahora imagina que este artículo resulta ser una farsa y Obama responde enviando al ejército para confiscar los papeles de las oficinas y arrestar a sus editores. Sería una barbaridad, ¿no? Eso fue exactamente lo que hizo Lincoln en 1864. Dos periódicos habrían publicado un falso mensaje del presidente Lincoln quien respondió ordenando una intervención militar en las instalaciones de estos periódicos. La tremenda acción se vio justificada porque según el presidente, el artículo en cuestión fue perjudicial para el gobierno en un momento de crisis nacional. Al final, Lincoln recapacitó y ordenó la liberación de los editores cautivos.  

9. Deportó a sus críticos

esposas Conozcamos a Clement L. Vallandigham, un demócrata de Ohio, quien durante los oscuros días de la Guerra Civil disfrutaba de molestar a sus rivales republicanos, yendo en contra de todo lo que representaban. En 1860 organizó una campaña para poner fin a la guerra criticando a Lincoln por su abordaje tan arrogante a la libertad civil. Lincoln respondió a estas críticas haciendo arrestar a Vallandigham, y bajo juicio militar fue deportado a las líneas enemigas. Para ser completamente claros, Vallandigham no era un espía, ni estaba ayudando a los Confederados. No era más que un pobre diablo que tenía una admiración errada por el Sur y que se sentía incómodo con ganar una guerra aplastando la libertad de los civiles. Mandarlo a deportar por expresar esas opiniones estaba muy lejos de ser una democracia, como resulta evidente. Así, Lincoln hizo un montón de cosas que no encajan precisamente con la idea de un líder democrático.  

8. Suspendió el Hábeas Corpus

Hábeas Corpus Todos los días los noticiarios nos hacen testigos de políticos corruptos y criminales quedando en libertad gracias al hábeas corpus. Como debes de saber, el hábeas corpus es un importante principio jurídico. En esencia, significa que cualquier estado que ordena la detención de un individuo tiene que, inmediatamente, justificar la detención delante de un juez. No tener este derecho se traduce en que cualquier persona pueda ser arbitrariamente detenida y encarcelada hasta el final de sus días. En 1860, durante la Guerra de Secesión, EE.UU. se convirtió en un país fragmentado debido a la división entre el Norte y el Sur. Lincoln, como comandante en jefe de las fuerzas de la Unión, fue el primer presidente de EE.UU. en asumir vastos poderes no establecidos en la Constitución americana. El Presidente suspendió el habeas corpus – el derecho de la persona a ser escuchada en una Corte Judicial. Lincoln recibió duras críticas a raíz de esta acción. El Partido Republicano y el gobierno de Lincoln recibirían duros señalamientos del Partido Demócrata, que querían el fin inmediato de la guerra. Incluso algunos miembros del propio partido republicano que conformaban el ala extremista del Partido, criticaron a Lincoln, pidiendo esfuerzos para una guerra más agresiva, la inmediata abolición de la esclavitud y cambios inmediatos en la estructura socio-económica de los Estados del Sur de los Estados Unidos.  

7. El nombramiento de Ambrose Burnside

ejercito militar Siendo un mandatario ampliamente aceptado por su genialidad estratégica, Lincoln ciertamente tenía un talento especial para elegir generales incompetentes. En noviembre de 1862, nombró al republicano Ambrose Burnside para que se hiciera del control del Ejército del Potomac, ¿puedes imaginar que fue lo que ocurrió en seguida? A cinco días de tomar posesión del cargo, Burnside le revela a Lincoln su plan para un asalto audaz a la capital confederada. Burnside, en contra del consejo del presidente, lanza una ofensiva prematura a través del río Rappahannock, donde fue sorprendentemente derrotado por Robert E. Lee en Fredericksburg en el mes de diciembre. Burnside no solamente había sido derrotado en el campo de batalla, sino que sus soldados estaban descontentos e indisciplinados. Las deserciones durante 1,863 se contaban por miles y aumentaron después de Fredericksburg. Lincoln trajo a Joseph Hooker, a pesar de su discurso acerca de la necesidad de una dictadura militar.  

6. Suspensión de la Proclamación de Emancipación dada por el general Hunter

esclavitud Para nadie resulta ser un secreto que Lincoln odiaba la esclavitud, y que una vez dijo: “Si la esclavitud no está mal, entonces nada está mal”. Pero había por lo menos una cosa que odiaba con la misma ferocidad, a los subordinados que le pisaban la punta de los pies. En mayo de 1862, estas dos pasiones tuvieron un encontronazo con resultados deprimentes. Algunas semanas antes, soldados de la Unión, al mando del general David Hunter habían logrado ocupar un pedazo de Carolina del Sur, Florida y Georgia. Con la Confederación derrotada en esa región, Hunter tomó una actitud un tanto heroica e inesperada, declaró que todos los esclavos de los estados ocupados eran libres. Pero desafortunadamente para los 100,000 o más esclavos su proclamación fue derogada una semana más tarde, ya que el “Gran Emancipador” Lincoln suspendió su orden, aplastando cualquier sueño de libertad que puedan haber tenido en ese momento. Por supuesto, Hunter nunca tuvo derecho de emitir tal orden, porque el propio Lincoln quiso e hizo la Proclamación de Emancipación tan sólo unos meses más tarde. Aun así, el incidente sigue siendo un recordatorio de que Lincoln valorizaba otras cosas por encima de la abolición, o sea, su propio ego inflado.  

5. Nombramiento del General Hooker

soldado loco El general Joseph Hooker no era tan incompetente como el cómico Ambrose Burnside, pero a su propia manera era especial, y probablemente peor. Nombrado en sustitución de Burnside después de la derrota ante Lee, era tan tímido en el comando que Lincoln le escribió personalmente una carta indicándole que no realizara ningún movimiento extraño sin consultárselo, toda vez que Lincoln ya había hecho el compromiso de dejarlo en el cargo. Unos meses después al mando, Hooker envió a sus tropas a la derrota decisiva en laBatalla de Chancellorsville. Chancellorsville es conocida como la “batalla perfecta” del General Lee, porque su arriesgada decisión de dividir su ejército ante la presencia de una fuerza enemiga muy superior resultó en una significativa victoria confederada. La victoria, producto de la audacia de Lee y el desempeño tímido del combate de Hooker, fue moderada por numerosas bajas y la herida mortal del teniente general Thomas J. “Stonewall” Jackson bajo fuego amigo, una pérdida que Lee comparó a “la pérdida de mi brazo derecho.” Cuando las victoriosas tropas de Lee se dirigieron a Pennsylvania, Hooker no logró detenerlos o enfrentarlos y desperdició un tiempo precioso enfocándose en la capital de la Confederación en lugar de comenzar la persecución. Por último, en la víspera de la batalla de Gettysburg, Lincoln lo relevó de su cargo, el primer paso inteligente que hizo luego de nueve meses contratando idiotas.  

4. Condescendiente con los dueños de esclavos

agricultores La reputación moderna de Lincoln es la de un hombre brillante que siempre procuró hacer lo correcto, especialmente con todo lo relacionado a la esclavitud. La verdad es un poco menos perfecta. En realidad, Lincoln era sobre todo un pragmático, y este pragmatismo a veces lo llevó a apoyar algunas leyes verdaderamente repugnantes. Lincoln siempre estuvo a favor de la Ley de Esclavos Fugitivos. En 1859, cuando el Partido Republicano de Ohio denunció la captura de esclavos fugitivos, Lincoln se opuso argumentando que eso sería un golpe fatal para el Partido Republicano, y tomó medidas urgentes para impedir que el partido hiciera lo mismo en Illinois: “Les aseguro que la causa republicana no tendrá oportunidad en Illinois de asumir esta plataforma política“. En 1854, él había dicho: “Yo le daría a los sureños cualquier legislación que les garantice la restitución de sus fugitivos“. Así es, el hombre que, eventualmente, “liberó a los esclavos” casi los condena a una eternidad de servidumbre en su lugar.  

3. Se ensañó con los nativos americanos

nativo americano Se puede percibir en este artículo que Lincoln no era exactamente un amante de la igualdad, como a Hollywood le gusta presentarlo, pero hay un grupo étnico que lo resintió mucho más que cualquier otro grupo. A pesar de toda su charla acerca de la igualdad, el primer presidente republicano de la historia fue marcado por una ola de brutalidades chocantes contra los nativos americanos. En 1863, la administración de Abe supervisó una de las mayores apropiaciones de tierras de Navajos y Apaches Mescalero fuera del territorio de Nuevo México en una reserva denominada Bosque Redondo a 725 kilómetros de distancia. En un viaje definido comomarcha de la muerte, miles de personas fueron llevadas a través de un desierto caliente con escasos suministros y recursos, y rodeadas por un ejército que ejecutaba de forma sumaria a los rezagados. Cuando los sobrevivientes llegaron a Bosque Redondo, fueron dejados en los campamentos, repletos de enfermedades miserables y simplemente abandonados ahí para morir. En el momento en que la decisión fue revertida, un tercio de las personas desterradas habían muerto de insolación o por inanición. Revisa el resto haciendo click aquí.
Comentarios
Sabía ud que... LOS MÚSICOS COCHINOS HABLAN COSAS SUBIDAS DE TONO. -------------------------------- Sabía ud que... LA ÚNICA RAZA DE PERROS QUE BAILA SIN CESAR, ES EL ROCKWAILER. -------------------------------- Sabía ud que... CUANDO TE PREGUNTEN SI VAS A PAGAR CON TARJETA, NO RESPONDAS “EFECTIVAMENTE”. -------------------------------- Sabía ud que... LA VIDA ES UNA LOTERÍA: NUNCA VAS A GANAR. -------------------------------- Sabía ud que... HASTA LA HERIDA DE FULVIO ROSSI TUVO MÁS PUNTOS QUE EL PROGRAMA DE CHECHO HIRANE --------------------------------