La autopsia realizada a la histórica dirigente pehuenche Nicolasa Quintremán confirmó a la asfixia por sumersión como su causa de muerte, según informaron fuentes de la investigación al diario La Tercera.

La “Ñaña” fue encontrada muerta este martes en el embalse artificial del lago Ralco, donde se emplaza el proyecto hidroeléctrico de la empresa Endesa contra el que junto a su hermana Berta luchó en los años 90.

Los peritajes del SML también establecieron que las lesiones que presentaba eran compatibles con heridas ocasionadas por una caída, lo que concuerda con la tesis preliminar de que sufrió un accidente.

Con los antecedentes, el fiscal del caso, Carlos Díaz, deberá definir si cierra la investigación, o bien, establece nuevas diligencias.